Marte tiene dos satélites: Fobos y Deimos. La búsqueda de señales de vida en Marte lleva años años en marcha. Pero por el momento no se ha encontrado ni un signo de que el planeta rojo haya tenido vida. Sin embargo, los investigadores no se rinden y buscan formas ingeniosas de encontrar restos de vida en Marte. Por este motivo, ahora se va a mirar hacia las lunas del planeta vecino. Pero ¿por qué buscar en sus lunas?

La Agencia Espacial Japonesa (JAXA) enviará una misión a la luna Fobos para traer muestras en 2029. Estas muestras podrían ser la clave para encontrar vida en Marte, aunque sea orbitando alrededor del planeta. Y es que, sabemos porque con la Tierra y la Luna ocurre lo mismo, que cuando un asteroide o meteorito choca contra la superficie de un planeta; el polvo y material que se desprende acaba en la superficie de su(s) satélite(s). Esto es justamente lo que quiere encontrar JAXA: muestras que confirmen (o rechacen) la hipótesis de que ha habido vida en Marte. Esta es la teoría de los científicos de la agencia japonesa Ryuki Hyodo y el profesor Tomoshiro Usai que han publicado en la revista científica Science.

Fobos y Deimos pueden ser un buen lugar para seguir la búsqueda de señales de vida en Marte

La distancia entre Marte y Fobos es de unos 9.300 kilómetros mientras que hasta Deimos hay un poco más de 23.400 km. Por su parte, la Luna está a unos 380.000 kilómetros de la Tierra. Así que debido a la baja gravedad de Marte respecto a la Tierra, es muy probable que el material haya llegado más lejos de lo que lo haría aquí. Y, por tanto, la superficie de sus satélites estén llenos del material que produjo el impacto de asteroides o meteoritos. "A lo largo de la historia de Marte, numerosos impactos asteroidales en Marte han producido eyecciones de impacto marcianas, y una fracción del material eyectado ha llegado a sus lunas", escriben Hyodo y Usui.

Buscar señales de vida en las lunas de Marte

De hecho, JAXA, como decíamos, ya tiene una misión en marcha a Fobos con la idea de traer muestras para analizar a la Tierra. Los dos científicos calculan que al menos un 0,1% de la superficie de este satélite puede provenir de Marte, recoge IFLScience. Además, se trata de una luna pequeña y de baja gravedad; lo que sería muy bueno para la misión, ya que podría hacer un pequeño recorrido para recoger muestras en diferentes lugares y así enviarlas a la Tierra.

La misión de JAXA está prevista para ser lanzada en 2024 y el regreso con las muestras se produciría en 2029

La misión Martian Moon eXploration (MMX) de JAXA está prevista para ser lanzada en 2024 y el regreso con las muestras se produciría, si todo sale según lo planeado, en 2029. Si el calendario establecido se cumple, JAXA sería la primera agencia espacial en traer muestras desde Marte. Esto se debe a que la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) no traerán las muestras que está recogiendo ahora Perseverance hasta 2031. Por su parte, hay un plan de retorno de muestras de Marte por parte de China y previsto para 2030. Cualquiera de los tres proyectos puede fallar; por lo que habrá que estar muy atentos a lo que sucede con las muestras. Y sobre todo con la búsqueda de señales de vida en Marte por parte de los rovers enviados por la NASA.

Por tanto, Fobos y Deimos pueden ser un buen lugar para seguir la búsqueda de señales de vida en Marte. Y es que no solo los rovers de la NASA, como Perseverance o Curiosity, tienen en su mano encontrar las señales de vida en el planeta vecino. Porque la exploración espacial no es solo cuestión de Estados Unidos, cualquier país puede hacer una gran aportación. Y justamente eso espera hacer Japón; aunque ya veremos si lo terminan consiguiendo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.