Para abril de 2020, se estimaba que había más de un millón de podcasts. Los géneros son tan diversos como los gustos y los colores. Dentro de esa gama, uno de los géneros que suele despertar más atención son los policiales. Con base en esa premisa se desarrolla Sólo asesinatos en el edificio (Only Murders in the Building), protagonizada por Steve Martin, Selena Gómez y Martin Short, distribuida en Latinoamérica a través de la plataforma Star+ y Disney Plus para el resto del mundo. 

Martin, Gómez y Short interpretan a Charles, Mabel y Oliver, en orden respectivo. Ellos son unos vecinos que, aunque no tienen nada en común, descubren pronto que sí hay algo que los conecta. Se trata de un podcast que los tres siguen de forma constante, hasta incluso poder considerarse como los primeros oyentes de cada episodio. Su relación nace cuando el estreno de un nuevo capítulo se ve interrumpido por un asesinato. 

¿Cuál es la particularidad del podcast? Se enfoca en el género policial, con los crímenes como eje de la narrativa sonora. La relación de los tres protagonistas en relación con este tipo de contenido es tan intensa que, cuando se produce un asesinato dentro de su edificio, decide contradecir la versión policial y comenzar a investigar el caso. Entonces, cada avance se convierte en posible contenido para su propio podcast.

'Solo asesinatos en el edificio': ¿qué pasa con la serie?

Solo asesinatos en el edificio ofrece capítulos de menos de media hora. Se presenta como una comedia salpicada por otros géneros. Esa última parte de la descripción, los guiños hacia otro tipo de discurso, hace que la narrativa tenga distintas escalas. No es una serie para reír hasta que duelan los abdominales pero tampoco para dormirse a los pocos minutos. 

Sin embargo, da la sensación de que se queda a mitad de camino entre los géneros que desea explorar. No termina de ser una comedia ni se acerca a un policial. Entonces, es válida la pregunta: ¿podría ser considerada solo como una sátira hacia el universo de los podcasts? Puede ser. Solo asesinatos en el edificio no deja de hacer referencias constantes a ese género de contenidos, desde la presentación de cada capítulo, desarrollada como si se tratara de una reproducción en el móvil, hasta por las líneas que el guión dedica a ese tipo de programas. 

A través de esa parodia, Solo asesinatos en el edificio va contando los distintos dramas de cada protagonista; desde la etapa final de la carrera artística de los dos hombres hasta la exploración sobre el pasado de Mabel. Aunque en un principio emergen como aliados en la resolución del caso, distintas circunstancias ponen suspenso sobre ese vínculo. Ninguno de los actores brilla, pero sus actuaciones satisfacen las exigencias; en especial, Martin Short, un viejo director de teatro que busca en cada ocasión la oportunidad de revivir viejas sensaciones. 

Los guiños a Nueva York

(Photo by: Craig Blankenhorn/Hulu

Si bien Solo asesinatos en el edificio no es una serie a través de la cual la agencias turísticas de Nueva York quieran hacer campaña para atraer a potenciales viajeros, la producción ofrece una serie de recorridos que resultan gratos a la vista. No será un trabajo documental sobre esa ciudad, pero sí le permite al espectador respirar parte de su ambiente. 

En este sentido puede encontrarse un mérito de la serie. Además de las locaciones, mediante los vecinos que forman parte de ese edificio en el que todos, de pronto, pasan a ser sospechosos de un asesinato también es factible acercarse al espíritu de una ciudad. En la forma de relacionarse, en el hablar y hasta en la forma de vestir hay un código que, en el caso de Solo asesinatos en el edificio, sirven para representar a una parte de la sociedad que habita en la ciudad más famosa del mundo. 

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Solo asesinatos en el edificio puede acompañar breves ratos de distracción porque tiene tramos entretenidos. Es una producción que exige al espectador algún grado de atención pero no le reclama pensar demasiado en relación con los detalles. En el camino, alguna aparición sorprendente como parte del elenco que conforma la serie y un par de chistes para alegrarse durante una tarde o antes de dormir.

Star+ y Disney Plus ofrecerán los tres primeros capítulos a partir del 31 de agosto y luego estrenarán los siguientes siete de forma semanal.