Aunque en algunos puntos de España pueda parecer que llevamos varias olas de calor en lo que va de verano, en realidad justo nos enfrentamos ahora a la primera del periodo estival. Otros lugares del globo sí que habían sufrido algunas antes y, por supuesto, también ahora, con nosotros. Es el caso de Italia, donde ayer podría haberse alcanzado un récord de calor, con la temperatura más alta jamás registrada en Europa.

Fueron 48,8ºC los que se alcanzaron en la ciudad siciliana de Siracusa. Pero la cifra no podrá considerarse un récord hasta que reciba la verificación de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que ya ha anunciado que se encuentra valorando la situación.

Ya en 1999 otra ciudad de Sicilia, Catenanuova, registró 48,5ºC, pero fue en una estación no oficial y, por eso, no contó con la verificación de la OMM. Por lo tanto, a día de hoy el récord de calor europeo lo tiene la griega Eleusis, con los 48ºC que se registraron en 1977.

Récord de calor en Europa

Tanto si se cataloga como el nuevo récord de calor europeo como si no, la temperatura de Siracusa es algo totalmente extremo.

El culpable de todo es Lucifer. Pero no el demonio, aunque bien podría parecer que se han abierto las puertas del infierno. Se trata de un anticiclón procedente de África, que se ha bautizado con este nombre y está dejando temperaturas anormalmente altas en el sur de Europa.

En Italia incluso se calcula que la sensación térmica en algunos puntos está superando los 50ºC. Aunque haya que esperar para saber si el récord de calor de Siracusa es oficial, claramente es un indicador del peligro en el que está el país. La propia Met Office, de Reino Unido, se ha hecho eco de la noticia, recordando en todo momento que es un dato provisional. 

Una ola de calor… y de incendios

Lucifer ha desatado el infierno en la Tierra, con unas temperaturas tan altas que incluso están propiciando múltiples incendios en países como Italia, Grecia o Turquía.

De momento han muerto dos personas en Reggio Calabria

Según explican desde Metro, durante el miércoles los bomberos italianos realizaron 300 intervenciones en solo 12 horas. Incluso se ha registrado el fallecimiento de dos hombres de 77 y 79 años en municipios de la región de Calabria, ambos a causa de graves quemaduras. 

Por lo tanto, a los ya de por sí peligrosos golpes de calor se suma el riesgo de los incendios. La situación en Italia es grave, tanto si se registra oficialmente el récord de calor como si no. Y también aquí en España, donde el mercurio superará los 40ºC en muchos puntos. 

Debemos estar preparados para lo que viene estos días. Y, por desgracia, para lo que seguirá llegando en un futuro, pues el cambio climático propiciará estos eventos extremos cada vez más frecuentemente. Sin duda, la OMM tendrá mucho trabajo que verificar en los próximos años. 

Deja un comentario

Deja tu comentario