Hace algunos años, PUBG era el máximo referente de los battle royale. Sin embargo, el repentino éxito de Fortnite lo cambió todo; no solo en el mencionado género, sino en toda la industria de los videojuegos. Mucho ha cambiado desde aquel momento, a tal grado que Fortnite se mantiene como el título más popular del mundo, mientras que PUBG incluso ha quedado a la sombra de Warzone en cuanto a relevancia de refiere.

Lo anterior, evidentemente, no ha pasado desaparecido para Krafton, los responsables de PUBG. Saben muy bien que en los últimos años han sido superados por un amplio margen, pero todavía no pierden la esperanza de resurgir. Por esta razón, Krafton anunció un giro en su estrategia para intentar recuperar la posición que alguna vez les perteneció. El primer paso, entonces, será "cambiar de nombre".

Vale, antes de que salten las alarmas, es preciso señalar que el nombre real de PUBG es PlayerUnknown’s Battlegrounds. La primera nomenclatura es una simple abreviación que se adoptó para reconocerlo de una manera simple. Una vez aclarado lo anterior, debes saber que la compañía se despedirá de "PlayerUnknown’s Battlegrounds" en favor de PUBG: Battlegrounds. Quizá para los jugadores esta decisión sea irrelevante, pero para Krafton es un paso clave en su visión.

"Krafton está expandiendo activamente la marca PUBG a través de una variedad de nuevas experiencias en su universo. Cambiar la marca de PlayerUnknown's Battlegrounds a PUBG: Battlegrounds es el primer paso para que hagamos realidad esta visión. Los títulos adicionales de la franquicia llevarán el nombre de PUBG, como puede ver con nuestro próximo juego, PUBG: New State", declaró la empresa.

Ahora bien, el verdadero cambio que podría marcar un antes y un después en la historia de PUBG no tiene nada que ver con el nombre. PlayerIGN, un habitual y confiable leaker de PUBG, adelantó que Krafton está considerando convertirlo en un juego free-to-play (vía VGC). De hecho, el plan es medir la recepción de esta idea entre el 10 y 16 de agosto, periodo en que PUBG ofrecerá acceso gratuito en todo el mundo.

Si este movimiento se concreta, PUBG estaría siguiendo los pasos de Fortnite, Warzone y Apex Legends, los cuales apostaron por el free-to-play desde su lanzamiento. ¿No es demasiado tarde? Esa es la pregunta que queda en al aire. Incluso transformándose en un juego gratuito, PUBG tendrá que competir cara a cara con títulos que ya dominan este modelo de negocio a la perfección. Sin duda, será interesante ver cómo el sector del battle royale reacciona al supuesto cambio.