ProtonMail es un servicio de correo electrónico seguro. Su sede está en Suiza y habrás oído hablar de él en varias ocasiones. Por ejemplo, Rusia lo tiene bloqueado porque no le permite escudriñar en las conversaciones de sus usuarios. Y en 2016, Google lo desindexó. ProtonMail nace a raíz de las filtraciones de Edward Snowden. Este extrabajador de la NSA expuso que las agencias de seguridad de Estados Unidos vigilaban masivamente los mensajes y correos electrónicos de millones de personas en todo el mundo.

Una vez todos supimos que la agencias de seguridad vigilan a sus ciudadanos y a ciudadanos extranjeros, en 2013, científicos del CERN decidieron crear un servicio de correo electrónico que hiciera de internet algo más seguro y privado. Con sede en Ginebra, Suiza, no está bajo las obligaciones de la legislación de Estados Unidos y Europa. Eso hace que los servidores de ProtonMail sean neutrales y no puedan ser extraídos con la excusa de investigaciones fuera de las frontereas suizas.

¿Qué hace especial a ProtonMail?

Este servicio de correo electrónico seguro tiene varios ingredientes que hacen que destaque frente a opciones más populares como Gmail, Outlook o Yahoo! En primer lugar, emplea cifrado de extremo a extremo. En palabras de sus creadores, “ni siquiera nosotros podemos descifrar o leer tus correos electrónicos. Como resultado, tus correos electrónicos cifrados no pueden ser compartidos con terceros”.

Para ello implementa cifrado mediante AES, RSA y OpenPGP. Y para comunicar servidor y dispositivo, emplea cifrado SSL certificado por un emisor de certificados suizo, SwissSign.

Por otra parte, los servidores de ProtonMail están en Suiza, son servidores propios, no de terceros como Amazon, Google o Microsoft. Y sus centros de datos requieren acceso biométrico. Además, los discos de los servidores cuentan con cifrado completo y varias capas de contraseñas.

Segundo. “No se requiere información personal para crear su cuenta de correo electrónico seguro. De forma predeterminada, no guardamos ningún registro de direcciones IP que pueda vincularse a su cuenta de correo electrónico anónima.”

Por lo demás, el software empleado para que ProtonMail funcione es de código abierto. Y jugando con la ambigüedad del concepto free software, que en inglés vale tanto para libre como gratuito, ProtonMail es gratis por defecto, si bien puedes contratar la versión de pago para obtener más funciones y, de paso, apoyar este proyecto sin ánimo de lucro.

El ecosistema de ProtonMail

La empresa detrás de ProtonMail se llama Proton. O siendo estrictos, Proton Technologies. Tras el éxito de su servicio de correo electrónico, ha ido ampliando su cartera de herramientas para hacer de internet un lugar más seguro.

Para empezar, tiene su propia VPN, ProtonVPN, con política de no guardar registros de usuarios y que integra Tor. También ofrece centenares de servidores en decenas de países para que puedas navegar conn libertad. Aquí puedes consultar las diferencias entre su VPN gratuita y sus suscripciones de pago.

Correo electrónico, VPN, calendario y almacenamiento online. Con Proton Calendar, que vio la luz en abril de este año en fase Beta, podrás gestionar tu agenda diaria, semanal o mensual desde la privacidad. Tiene versión Web y aplicación para Android. En el futuro también habrá app para iOS.

Proton Drive se ofrece como un servicio complementario para las versiones de pago de ProtonVPN y ProtonMail. Básicamente es un almacén online donde guardar archivos con seguridad y cifrado.

En resumen, que combinando todos los productos hasta la fecha de Proton, puedes contar con correo electrónico, almacenamiento online, calendario y VPN. Todos ellos enfocados a proteger tu seguridad y privacidad. Perfecto para quienes manejan información, datos y archivos delicados y/o en circunstancias especiales.

¿Qué hago para usar este correo seguro?

Para empezar a usar ProtonMail tan solo tienes que hacer lo mismo que para darte de alta en Google, iCloud u Outlook. Vamos, registrarte. En su página oficial encontrarás un botón Registrarse. Se te preguntará qué tipo de cuenta quieres. Empieza con la gratuita y, en el futuro, ya darás el salto a una de pago.

  • ProtonMail, gratuita, ofrece:
  • 500 MB de almacenamiento
  • 150 mensajes al día
  • ProtonMail, 4€ al mes, ofrece:
  • 5 GB de almacenamiento
  • 1.000 mensajes al día
  • Etiquetas, filtros personalizados y carpetas
  • Enviar mensajes cifrados a destinatarios externos (que no usen ProtonMail)
  • Usar tu propio dominio
  • Hasta 5 alias de correo electrónico

Aparte, hay dos versiones de pago adicionales que ofrecen más almacenamiento, mensajes, dominios, usuarios simultáneos, etc.

Una vez elegida la modalidad de ProtonMail que quieres, deberás indicar un usuario y contraseña. Finalmente, te pedirán una dirección de correo electrónico para recuperar tu cuenta de ProtonMail.

Una vez has creado tu cuenta, podrás acceder a ella desde la Web en cualquier navegador y desde las aplicaciones oficiales para iOS y Android.