Las perseidas, también conocidas como Lágrimas de San Lorenzo, son la lluvia de estrellas más importante del verano. Y casi que del año entero también. Esto se debe a diversos motivos, pero sobre todo a que se pueden observar una gran cantidad de meteoros por hora. Esto es todo lo que tienes que saber sobre la lluvia de estrellas por excelencia del mes de agosto.

Las lluvias de estrellas como las perseidas se producen cuando los restos de un cometa entran en contacto con la atmósfera terrestre. Los restos suelen ser hielo o polvo que al chocar contra la atmósfera entran en combustión y caen hacia la superficie. Pero son tan pequeños que suelen apagarse antes de tocar tierra.

En el caso de las Lágrimas de San Lorenzo, estas estrellas fugaces se producen cuando la Tierra se encuentra con los restos del cometa Swift-Tuttle, descubierto en 1862.

Cómo ver las perseidas

El apogeo de las perseidas se producirá la noche del 12 al 13 de agosto, cuando hasta 50 meteoros por hora cruzarán el cielo

Las restricciones de movimiento debido a la pandemia de COVID-19 cada vez son menores. Eso no quiere decir que no debamos tener cuidado; pero sí que tenemos más tiempo para salir y observar esta lluvia de estrellas. El apogeo de las perseidas se producirá la noche del 12 al 13 de agosto, aunque en realidad desde este mismo miércoles, 11 de agosto, ya se podrán observar algunas de ellas en el cielo oscuro.

Lo primero que tenemos que saber sobre cómo observar las perseidas es que para poder verlas bien tendremos que irnos a un sitio alejado de la contaminación lumínica. La luz dificulta la observación del cielo, por lo que siempre es mejor acudir a zonas alejadas de farolas y otros emisores de luz.

Las perseidas pueden alcanzar hasta los 60 meteoros por hora, aunque parece que este año la cantidad se reducirá hasta los 50. Aun así, si nos encontramos en un lugar apartado, será mucho más fácil verlas. Sin la luz de las ciudades y con la poca luz que reflejará la Luna, seguro que damos con alguna de las estrellas fugaces que cruzarán el cielo estas noches.

Como curiosidad, las perseidas no solo caerán sobre la Tierra. La Luna tendrá su propia lluvia de estrellas, la diferencia es que nuestro satélite no tiene atmósfera por lo que los restos del cometa impactarán directamente sobre la superficie lunar.