Oppo ha presentado la nueva generación de su tecnología de cámara bajo la pantalla. Se trata de una solución que oculta el sensor y ofrece selfies de alta calidad. La compañía china ha optado por implementar una nueva distribución de pixeles en toda la pantalla sumado a algoritmos patentados de inteligencia artificial para ofrecer una "una experiencia completamente inmersiva".

Desde hace años que Oppo viene trabajando en su tecnología de cámara bajo la pantalla conocida como Under-Screen Camera o USC, por sus siglas en inglés. En lugar de convertirse en uno de los primeros fabricantes en lanzar un producto al mercado con este tipo de característica —en 2019 presentaron su primer prototipo—, ha decidido esperar hasta lograr un nivel de madurez suficiente.

Ahora, Oppo asegura que ha resuelto algunos de los desafíos técnicos que han acompañado a la tecnología USC pantalla desde sus inicios. Uno de ellos era ocultar completamente la cámara tras el panel de visualización y finalmente lo ha logrado. Para ello, la marca ha implementado una "innovadora geometría de pixeles" que utiliza "elementos de imagen más pequeños", pero manteniendo la densidad de 400 ppp.

Pero esto no es todo, Oppo dice que ha reemplazado el sistema tradicional de cableado por "uno transparente". Combinado con un proceso de fabricación de alta precisión que reduce el ancho del cableado en un 50%, esto da como resultado una calidad de visualización mucho más elevada. Por si esto fuese poco, el fabricante promete que esto se traducirá en un aumento de la vida útil del panel.

La prometedora tecnología de Oppo

Asimismo, la nueva generación de cámara bajo la pantalla de Oppo utiliza un circuito por cada pixel en lugar de uno por par de pixeles. Como se muestra en una de las imágenes de ejemplo, el rendimiento de la pantalla es estupendo en condiciones como lectura de libros electrónicos, como así también en la navegación web.

Las mencionadas soluciones se complementan con un sistema de inteligencia artificial patentado por Oppo. Este ayuda a combatir los problemas relacionados a las cámaras debajo de la pantalla como la baja iluminación y la calidad. Otra de las imágenes de ejemplo muestra una selfie con buenos resultados finales, aunque se trata de una escena con buena iluminación.

A diferencia de otros fabricantes como ZTE con su nuevo Axon 30, Oppo no ha presentado ningún teléfono con cámara bajo la pantalla. Las innovaciones dadas a conocer hoy corresponden a un prototipo y no un modelo que esté por llegar a la tiendas. Ahora solo resta esperar para saber cuándo el fabricante decidirá llevar su tecnología en un smartphone comercial, aunque todo parece indicar que está más cerca.

Deja un comentario

Deja tu comentario