Aprovechando el marco tecnológico que proporciona el Mobile World Congress de Shanghái, la feria de tecnología móvil que se celebra estos días en tierras chinas, Oppo ha presentado su nueva tecnología para conseguir ocultar la cámara frontal de los smartphones bajo el panel mismo de la pantalla de estos. Con ello, los fabricantes podrían dejar de tener que hacer uso del notch, cámaras perforadas en el panel o mecanismos retráctiles para dotar a sus dispositivos de una lente para selfies sin sacrificar por el camino espacio útil de interacción.

Hoy estrenamos nuestra tecnología de cámara de pantalla inferior en el #MWC19 Shanghái.

Utiliza un módulo de cámara personalizado, un material de panel translúcido mejorado combinado con algoritmos de procesamiento avanzados para tomar imágenes vívidas sin una muesca o cámara motorizada.

Así describe Oppo este nuevo sistema, que representa el cumplimiento de uno de los principales anhelos de varias de las principales compañías del panorama tecnológico. Por el momento, eso sí, no lo veremos a la venta.

¿Creando tendencia?

La marca ha seguido en esta presentación la misma que ya utilizó en el MWC 2019 de Barcelona, celebrado el pasado mes de febrero, que no es otra que mostrar la tecnología aún en fase de desarrollo y sin implementar de manera definitiva en un terminal concreto. No fue hasta meses más tarde cuando vimos que el zoom óptico de seis aumentos revelado entonces se incluía en el Oppo Reno 10x Zoom, pudiendo ocurrir lo mismo con la tecnología que posibilita la cámara bajo la pantalla.

En cualquier caso, las intenciones de la tecnológica son evidentes y suponen el primer paso hacia un dispositivo que, aunque no sabemos cuándo llegará al mercado, es previsible que comience a venderse en los próximos meses. Si la calidad de sus resultados y su funcionamiento está a la altura de las cámaras tradicionales a las que estamos acostumbrados es algo que tendremos que solo entonces podremos comprobar.