El modo oscuro es una de las características más destacables en los dispositivos móviles. Tanto iOS como Android cuentan con la posibilidad de activar una interfaz con tonos opacos. Esta funcionalidad ofrece varias ventajas, como un aspecto diferente en las apps o una mejor visión en condiciones de baja luminosidad. El modo oscuro también sirve para ahorrar batería en las pantallas OLED. Y una cantidad considerable, según confirma un nuevo estudio de la universidad de Purdue. Eso sí, solo en algunos escenarios.

El equipo encargado de la investigación ha analizado el consumo de batería utilizando algunas de las aplicaciones más comunes en los dispositivos Android, como YouTube, la app de calculadora, Google Maps, Calendario de Google, entre otras. Para el ensayo se recurrió a cuatro smartphones que cuentan con pantallas OLED y AMOLED: Pixel 2, Moto Z3, Google Pixel 4 y Pixel 5.

Según las pruebas realizadas, la pantalla OLED con un nivel de brillo bajo consume hasta un 73% de la capacidad total de la batería en un móvil. La misma tecnología de pantalla con el modo oscuro aplicado y un brillo máximo, es capaz de reducir ese elevado consumo en hasta un 67% en algunos terminales. En general, los OLED ofrece un mayor ahorro energético dado a que los negros más puros son, en realidad, píxeles apagados.

El modo oscuro ahorra de media un 42% de batería

Los resultados muestran que es posible ahorrar entre un 39% y 47% de batería con el modo oscuro activado y cuando el nivel de brillo del dispositivo está al máximo. El estudio revela, además, que el ahorro de batería con los característicos tonos negros es menor cuando la pantalla tiene un brillo más bajo. De hecho, los smartphones utilizados para una de las pruebas que mantenían un nivel de brillo al rededor del 30% y 50%, consiguieron ahorrar solo entre un 3 y un 9% de batería.

Por lo tanto, el modo oscuro activado con un nivel brillo al 100% es capaz de ahorrar más batería frente a un dispositivo que tiene un modo claro con un nivel brillo más bajo. Los resultados también se pueden aplicar a los modelos de Apple, dado a que las comprobaciones con un iPhone X han sido muy similares.

El modo oscuro es, sin duda alguna, una genial idea para conseguir ahorrar batería. Sobre todo en situaciones donde se requiere un brillo más elevado, como puede ser en el exterior u otros entornos con mayor iluminación. La mayoría de las apps, además, cuentan con la posibilidad de aplicar una interfaz oscura de forma manual o automática.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.