La situación en el Mar Menor no puede continuar por este camino. Sabemos por qué se está produciendo el problema y hay que atajarlo lo antes posible. No es la primera vez que sucede; ya en 2016 saltaron todas las alarmas en la Región de Murcia. Y, por desgracia, no tiene pinta de que sea la última. Si no se hace nada, volverá a repetirse en Murcia; pero también hay procesos eutrofización en otras zonas de España y fuera de nuestras fronteras. Pero ¿qué está pasando en el Mar Menor? ¿Qué es la eutrofización? ¿Ha ocurrido en otras ocasiones en España?

La eutrofización es un proceso que ya conocemos y no es exclusivo del Mar Menor. Al darse un escaso movimiento y poca renovación del agua de un río o lago, explican desde la Escuela de Ingeniería y Medio Ambiente, "se produce una acumulación de nutrientes, entre ellos el fósforo y el nitrógeno". Estos nutrientes, que en el caso del Mar Menor provienen de la agricultura, según se ha señalado, hacen que se produzca un crecimiento excesivo de plantas y algas.

La consecuencia directa es que entra menos luz solar en el agua y se reduce el oxígeno; por lo que los peces y otros organismos del ecosistema comienzan a aparecer muertos. Además, "estos factores originan la aparición de bacterias anaerobias las cuales producen diversos gases tóxicos, malos olores y alteraciones del pH del agua". Y esto es exactamente lo que estamos viendo que sucede en el Mar Menor.

La eutrofización se puede evitar; para ello hay que dejar de usar fertilizantes en las zonas agrarias cercanas

La eutrofización se puede evitar; para ello hay que hacer cambios como dejar de usar fertilizantes en las zonas agrarias cercanas al Mar Menor. No solo la agricultura puede causar este proceso. "El origen de estos nutrientes es diverso", señala el Instituto Geográfico Nacional. Y es que también la ganadería, los residuos urbanos (detergentes con fosfatos), actividad industrial con vertidos de productos nitrogenados o fosfatados; la contaminación que produce la lluvia ácida y los residuos forestales pueden producir la eutrofización de las aguas, según explican desde iAgua.

La eutrofización más allá del Mar Menor

Como decíamos antes, el Mar Menor no es el único que sufre este proceso de eutrofización. De hecho, si miramos fuera de España, hay dos ejemplos: el Mar Caspio, también por culpa de la actividad humana cercana; y la Laguna de Tayguayguay.

El lago de Sanabria y el Enol también han sufrido o sufren procesos de eutrofización

Pero no hay que salir de las fronteras españolas para ver la agonía de los lagos. El Lago de Sanabria, en la provincia de Zamora, lleva años sufriendo un proceso lento de eutrofización que afecta al ecosistema. En 2014, ya se hablaba de que el problema eran las aguas fecales que llegaban y la rotura de la depuradora.

Unos años después, fue el turno de la Laguna Negra, en Soria. Las aguas se volvieron verdes debido a la eutrofización en 2017. Y desde entonces sus aguas han mantenido el color, algunos años incluso ha tenido un mejor aspecto. Pero el problema sigue ahí; aunque se están buscando posibles soluciones.

El lago Enol, en los Picos de Europa, también comenzó a dar señales de eutrofización en 2017 cuando sus aguas comenzaron a ponerse turbias; uno de los primeros signos de que algo marcha mal. Este fue el motivo por el que se comenzó a elaborar el Plan de Protección del lago Enol.

El impacto humano, un problema

En 2018, el 45% de las masas de agua de tipo río suspendían en la calidad de las aguas

Estos son solo dos casos recientes y, por el momento, menos graves de un problema que probablemente con el cambio climático veamos de forma más continua. Pero hay un problema más grave con las aguas en España. Más allá de la eutrofización y centrándonos en los ríos, un informe de 2018 señalaba que de un total de 4.390 masas de agua tipo río que hay en España, el 45% suspendían en la calidad de sus aguas. Las causas eran múltiples, desde metales pesados hasta exceso de salinidad o vertidos tóxicos; pero el origen de todos los problemas era el mismo. Las actividades humanas cercanas que contaminan las aguas.

Actuar pronto es clave para evitar la pérdida del ecosistema. En Murcia hay que actuar lo antes posible, ya que los síntomas de la eutrofización son muy agudos. Vamos tarde; pero si se toman las decisiones adecuadas (aunque no sean las más fáciles), todavía podemos salvar el Mar Menor en Murcia. Llevará tiempo, pero es necesario.

La actualidad tecnológica y científica en 2 minutos

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender en dos minutos las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando...
¡Listo! Ya estás suscrito

También en Hipertextual: