Google es una compañía que no se queda quieta. Siempre está añadiendo mejoras o implementando cambios en sus servicios. En esta oportunidad, ha decidido incluir una nueva herramienta en su buscador, ideal para quienes necesitan un impulso en química. Se trata de una genial tabla periódica de los elementos.

Aparentemente, los de Mountain View han querido lograr que la tabla periódica digital sea más útil —o al menos más práctica— que una tradicional. Precisamente, una de las ventajas que otorga la posibilidad de consultarla desde un dispositivo electrónico es que puede contener módulos interactivos.

Empezar a explorar este nuevo recurso desde el buscador de Google es muy fácil. En la versión en inglés del mismo se debe escribir "periodic table". Abajo a la derecha aparecerá un recuadro con la tabla periódica. Otro método es ingresar a este enlace desde cualquier navegador.

Como se puede ver en las imágenes, la tabla periódica de Google cuenta con la disposición tradicional de los elementos químicos, ordenados por su número atómico, que corresponde a la cantidad de protones existentes en el núcleo del átomo.

La tabla periódica de Google va un paso más allá

No obstante, lo que más la diferencia de los datos sobre el papel es que es capaz de brindar mayor información visual. Por ejemplo, cada elemento cuenta con una representación en 3D del modelo atómico de Bohr. En otras palabras, es posible ver cómo cada configuración electrónica se mueve en órbitas circulares alrededor del núcleo.

El apartado de la animación de la tabal periódica permite alejar o acercar el modelo 3D del elemento con la rueda del ratón. Además, haciendo clic se puede cambiar la perspectiva para realizar una observación desde cualquier ángulo. Pero esto no es todo, la página también muestra información relacionada a los elementos.

Por ejemplo, al seleccionar el oxígeno (O), la tabla periódica dice: "Como gas, el oxígeno es claro. Como líquido, es de color azul pálido". En el caso del cobre (Cu) explica: "El cobre fue uno de los primeros metales en ser trabajado por el hombre, junto con el oro y el hierro meteorítico".