El precio de la luz nunca ha estado tan alto en España. En verano, las altas temperaturas causadas por la pasada ola de calor y el uso de dispositivos como los aires acondicionado o los ventiladores, hacen que la demanda de electricidad aumente y, por lo tanto, también su precio. Lo mismo sucede en invierno con las bajas temperaturas. ¿Hay alguna forma de ahorrar electricidad para evitar cargos elevados en la factura?

Utilizar electrodomésticos en las horas valle, bajar la persiana para mantener el ambiente más fresco o aprovechar la luz natural pueden ayudar a ahorrar en la factura de la luz. No obstante, hay algunos trucos y consejos que pueden ser útiles a controlar mejor el gasto por la electricidad.

Utiliza bombillas LED o inteligentes

Sustituir las bombillas incandescentes por bombillas LED puede ser una de las mejores opciones para ahorrar electricidad. Sobre todo, si las bombillas son inteligentes, dado a que pueden programarse o ajustar la intensidad para un menor consumo. En general, las bombillas LED consumen hasta un 80% menos que las convencionales. Lo ideal es buscar una bombilla con 10W de potencia.

Las bombillas LED, además, ofrecen otras ventajas frente a las incandescentes. Por ejemplo, su vida útil suele ser más larga. Las bombillas convencionales, además, pueden producir más calor.

Los precios de las bombillas LED son muy variados. Podemos encontrar desde las más básicas con casquillo E27 (el más común) a un precio de 5 euros el pack de dos bombillas. Las inteligentes suelen tener un precio más elevado, de unas 10 euros por bombilla para el modelo más básico.

Carga tus dispositivos en las horas valle

Las horas valle son aquellas en las que el precio de la luz es más económico. Sucede todos los días de 00:00h a 08:00h y los fines de semana durante todo el día. Estas horas son las más recomendable para cargar los dispositivos que vayamos a utilizar durante el día. Por ejemplo, el portátil, el móvil, las pilas, etc. De esta forma, evitamos consumir energía en los momentos donde el precio de la luz es más elevado.

Los enchufes inteligentes también son una buena opción para ahorrar energía

Otra opción útil para ahorrar electricidad es utilizar enchufes inteligentes, ya que permiten desconectar automáticamente los aparatos conectados a ellos. Por ejemplo, si conectamos un ventilador a un enchufe inteligente, podemos configurar para que el accesorio active el aparato durante en la hora valle.

Comprueba si tus electrodomésticos cuentan con un modo de ahorro de energía

Lo recomendable es comprar un electrodoméstico con un bajo nivel de consumo. No obstante, si ya tienes una lavadora, lavavajillas u otro electrodoméstico en tu hogar, puedes optar por aplicar un modo de bajo consumo. Este permite ahorrar electricidad y por lo tanto, dinero en tu factura de la luz. La mayoría de electrodomésticos que disponen de un modo de ahorro de energía tienen un distintivo verde.

Si tu electrodoméstico no cuenta con un modo de ahorro energético, puedes utilizar un programa de corta duración o, por ejemplo, minimizar la potencia si se trata de un ventilador o aire acondicionado.

Cuidado con el Standby de algunos dispositivos

Los televisores, monitores, consolas de videojuegos, equipos de audio u otros productos tecnológicos y electrodomésticos suelen estar en modo Standby cuando no se utilizan. Facilitan el encendido, pero también consumen más electricidad.

Por lo tanto, lo más aconsejable es desconectarlos de la corriente. Hazlo, eso sí, en aquellos dispositivos que no utilices comúnmente.