En temas de seguridad, el cifrado, la autenticación de dos factores y los servidores VPN han sido los grandes triunfadores. El cifrado se ha impuesto por defecto tanto en las páginas web como en las comunicaciones instantáneas. Ya no es algo para usuarios avanzados, es una opción por defecto para todo el mundo. La autenticación de dos factores ha llegado para añadir más seguridad a los inicios de sesión. Y, finalmente, los servidores VPN se han convertido en la principal baza de las firmas de seguridad para proteger tu navegación en internet. Tal es su éxito que es fácil encontrar modelos de VPN gratis y de pago.

Por si todavía no estás al tanto, la VPN es un servicio o tecnología que te permite acceder a internet con un extra de seguridad. La función de este tipo de tecnología es hacer de intermediario entre tu dispositivo conectado y el servidor que hospeda el servicio al que quieres acceder. Esto te da un extra de privacidad y, además, evita problemas relacionados con la censura o los bloqueos por ubicación.

Como decía, las firmas de seguridad ofrecen actualmente VPN en su catálogo. También encontramos empresas especializadas en darte acceso a servidores VPN gratis y de pago. Solo tienes que instalar una aplicación en tu ordenador o dispositivo móvil y ésta configurará lo que sea necesario. Pero hay una tercera opción. Que tu navegador web integra la VPN.

Opera y su VPN gratis

De un tiempo a esta parte, Opera introdujo el servicio de VPN dentro de sus funciones destacadas. Y sin letra pequeña. Una VPN gratis para usar mientras navegas. Con la facilidad con la que activamos o desactivamos cualquier otra función, y sin necesidad de configurar prácticamente nada. Ni configurar ni instalar.

Tal y como explica la propia Opera: normalmente, tu navegador se conecta directamente a páginas web, permitiendo que estas páginas identifiquen tu dirección IP y ubicación aproximada. Con esta función, te conectas a sitios web a través de un servidor VPN. El resultado es que tu ubicación aparente cambia por la ubicación del servidor.

Otro aliciente de la VPN gratis de Opera es que permite adaptarse a los motores de búsqueda para que te sigan ofreciendo resultados personalizados a pesar de la protección que ofrece el servidor que hace de intermediario. Además, puedes elegir la ubicación del servidor VPN que emplearás para proteger tu navegación.

Activar el VPN de Opera en tu ordenador

Para empezar a usar la VPN gratis de Opera en Windows y macOS tan solo necesitas activarla desde Configuración > Avanzado > Privacidad y seguridad. Si no encuentras el apartado correspondiente puedes buscarlo directamente en el buscador de la Configuración de Opera.

Una vez lo has activado, puedes pedirle que se conecte por defecto a ese servidor al iniciar el navegador. Otra opción que incluye es el que comenté antes: omitir el VPN para buscadores predeterminados. Esto hará que puedas obtener resultados personalizados en tu buscador favorito aunque actives el servicio.

De ahora en adelante, cuando abras una página web, en la barra de direcciones verás el icono VPN. Si haces clic en él podrás activarlo y desactivarlo. También verás la cantidad de datos que han pasado por el servidor e incluso tendrás la posibilidad de elegir la ubicación de los servidores VPN que quieres usar. Al ser un VPN gratis, las opciones son tres: Europa, Asia, América. Si buscas ubicaciones más concretas, puedes acudir a servicios VPN de pago que ofrecen servidores en ciudades de todo el mundo.

Activar Opera en Android

En Android, Opera también integra esta función de seguridad y privacidad. No así en iPhone y iPad, aunque lo tuviera en su momento. Sin embargo, funciona de una manera distinta a como lo hace en tu ordenador.

Para activar esta opción de Opera en Android tendremos que abrir la aplicación, pulsar en el icono de Opera y luego en Configuración. Ahí verás la opción de VPN. Ten en cuenta que si activas luego el ahorro de datos, desactivarás el VPN.

Otra peculiaridad del VPN de Opera en Android es que funciona solamente en las pestañas privadas. Es decir, cuando pulsas en el icono de pestañas, verás Normales y Privadas. Las primeras seguirán mostrándose como siempre. Las segundas son las que se beneficiarán del servicio de VPN gratis de Opera.

Por lo demás, al abrir una nueva pestaña privada tendrás acceso a su configuración. Podrás, por ejemplo, cambiar la ubicación del servidor, por defecto Óptima, por una de las tres ubicaciones disponibles: Europa, América y Asia. También podrás desactivar o activar de nuevo la opción “Omitir la VPN para las búsquedas”.

En definitiva, el VPN gratis de Opera es una manera práctica y sin letra pequeña de proteger tu navegación directamente desde este práctico navegador. Tanto en tu PC o Mac como en tus dispositivos Android, podrás navegar sin dejar rastro y sin sacrificar tu bolsillo.