Los rumores eran reales. Twitter está considerando añadir el botón "No me gusta", y su fase de pruebas ya inició para un número limitado de usuarios de iOS. Cabe mencionar que su funcionamiento no será el mismo que el ya conocido "Me gusta", pues tendrá una restricción que pretende evitar la toxicidad en la red social —porque la que existe actualmente ya es suficiente—. El botón "No me gusta", al menos en un inicio, estará limitado para las respuestas (replies) a los tweets. Además, solo el autor del tweet principal puede hacerlo.

Por otra parte, los usuarios que recibieron un "No me gusta" en su respuesta, ni siquiera serán informados de la interacción. Básicamente, el Dislike no será público y solo estará al alcance del autor del tweet. ¿Entonces cuál es su utilidad? Según Twitter, con esta característica pretenden saber qué tipo de respuestas son más relevantes para quienes publicaron el mensaje de origen. Los datos podrían servir, por ejemplo, para cambiar el orden en que se muestran los replies.

"Estamos probando esto para comprender los tipos de respuestas que te parecen relevantes en una conversación, de modo que podamos trabajar en formas de mostrar más de ellas. Tus votos negativos no son públicos, mientras que tus votos positivos se mostrarán como 'Me gusta'", mencionaron. El comunicado de Twitter deja entrever, entonces, que posiblemente el botón "No me gusta" es solo una herramienta de uso "interno" que no estará disponible para todo el público en el futuro próximo.

Siendo sinceros, si la información del "No me gusta" se mantiene privada para el autor del tweet principal, no tiene ningún sentido integrarla. Por el contrario, si los datos son públicos, el ambiente de toxicidad que se vive actualmente en Twitter —y en todo internet— se incrementaría de forma exponencial. Quizá esta prueba solo quede como una simple anécdota y realmente beneficie la manera en que se muestran las respuestas. Es cierto que unas son más relevantes que otras.

Sin embargo, no nos extrañaría si Twitter decide ofrecer otra característica completamente innecesaria. Hace algunos días, los dirigidos por Jack Dorsey cerraron Fleets, su respuestas a las historias de Instagram. ¿La razón? Es una propuesta que nadie pidió y muy pocos usaron. Mientras tanto, la mayoría espera por funciones que sí son necesarias, siendo la opción de editar tweets la más solicitada de todas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.