Si existe un problema que ha provocado que los usuarios de la Nintendo Switch insulten en todos los idiomas posibles es, sin dudas, la deriva (o drift, en inglés) de los Joy-Con. En todo el mundo, los jugadores se han topado con este inconveniente al utilizar la consola, pero al parecer pueden solucionarlo fácilmente. No necesitan más que un pequeño trozo de papel.

Un vídeo subido a VK's Channel en YouTube muestra este sencillo truco para reparar la deriva en los Joy-Con de Nintendo Switch. Lo llamativo del hack es que, aparentemente, soluciona el problema de forma definitiva. Esto también renueva los interrogantes con respecto a por qué la corporación japonesa no tomó las medidas necesarias durante la fabricación del dispositivo para evitar el drift. Más aún cuando esta falla técnica le ha provocado importantes problemas legales.

Pero, ¿qué es la deriva en los Joy-Con de Nintendo Switch y qué la provoca? El problema aparece específicamente en el stick analógico de los mandos de la consola, que registra movimientos cuando los usuarios no lo tocan. Esto lleva a que la experiencia de jugabilidad no sea óptima, ya que el controlador invoca acciones que los jugadores no realizan.

Según lo explicado en el vídeo, las solapas metálicas en la base de cada palanca se aflojan, y a esto se le suma una pérdida de contacto entre las puntas metálicas que registran las entradas y sus correspondientes almohadillas. Así se produce la deriva en los Joy-Con, pero lo realmente curioso es que el problema ha sido experimentado por personas que no le dan un uso intensivo a su Nintendo Switch.

¿Cómo reparar la deriva en los Joy-Con de Nintendo Switch?

La solución que propone VK's Channel es sencilla. Solamente hay que recortar un pequeño trozo de papel de un milímetro de espesor y colocarlo debajo de las solapas metálicas de los mandos. El autor del vídeo incluso recomienda utilizar un fragmento de una tarjeta de negocios, para que la reparación sea más efectiva.

Lo que hace el papel es aumentar la presión sobre los componentes del Joy-Con para que no se suelten y produzcan la deriva. En las imágenes se aprecia un cambio rotundo en el comportamiento del stick analógico durante la calibración del mando, después de aplicar la reparación hogareña.

Sin dudas, el trabajo más arduo es desarmar y rearmar los Joy-Con de la Nintendo Switch, que reparar el drift en sí. Tengan en cuenta que al experimentar con el controlador anularán la garantía de la consola de videojuegos, si es que todavía se encuentra en vigencia.

De todos modos, el hack también puede ser útil de cara al futuro. Recientemente Nintendo ha confirmado que la Switch con pantalla OLED utilizará los mismos Joy-Con de la consola original. Esto significa que si la corporación japonesa no toma alguna determinación para evitar la deriva desde fábrica, es factible que el problema reaparezca en ejemplares nuevos del dispositivo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.