Las fracturas de pene suelen estar relacionadas con el sexo. Al menos esa es la primera causa con las que las relacionamos. Pero sorprendentemente no es así en todos los lugares; ya que en Oriente Medio, y especialmente en Irán, las roturas de pene suelen estar más relacionadas con el Taqaandan. Pero antes de explicar qué es esta práctica, hablemos un poco de las fracturas del pene.

Como bien sabemos, el pene no tiene huesos; por lo que la fractura es, más bien, la rotura de la túnica albugínea. Esta parte del pene es una capa fibrosa que recubre los cuerpos cavernosos, que son esenciales para la erección del pene. Además de un grito horroroso, este tipo de fracturas suelen venir acompañados de un fuerte crujido.

La mayoría de las fracturas de pene suelen producirse durante las relaciones sexuales, cuando el pene se sale de la vagina (o el ano) y choca de manera accidental contra la pelvis. ¿El resultado? Además del crujido y el dolor, al rato el pene empieza a hincharse y a volverse de color morado. Adquiriendo un extraño parecido con una berenjena. Todo esto es muy importante saberlo y tenerlo en cuenta porque, llegado el momento, deberíamos sospechar de una posible fractura de pene y acudir lo antes posible a urgencias.

Fracturas de pene, una urgencia médica

No, no es una broma. La fractura de pene es una urgencia de las de verdad, como la torsión testicular. De hecho, es necesaria una cirugía para reparar el tejido del pene desgarrado, según señalan desde IFLScience. Es importante "actuar con rapidez en un plazo de 24 horas para evitar la disfunción eréctil o un pene excesivamente curvado".

No hay que preocuparse, en realidad las fracturas de pene son muy raras. Afecta a alrededor de 1 de cada 175.000 personas al año. Excepto que vivas en Oriente Medio, porque allí el taqaandan hace que esta cifra se eleve. Un estudio de 2017, publicado en la revista científica Translational Andrology and Urology, señala que la incidencia en Irán "puede estimarse entre 1,14 y 10,48 por 100.000 de población masculina, probablemente más cerca del extremo inferior". De hecho, indican que entre los años 2013 y 2016 hubo una media de algo más de 300 casos al año de roturas de pene. Y la mayoría de ellas se debían al taqaandan. Entre 1990 y 1999 era la principal razón de un 69% de las fracturas de penes en la ciudad de Kermanshah, mientras que en el estudio de 2017 se señala que podría llegar a ser el 76%.

¿Qué es el taqaandan?

Esta práctica consiste en empujar o doblar el pene erecto por la fuerza y lo hacen para suprimir la erección o el deseo sexual

¿Qué es esta práctica? Aunque no es sexual, está muy relacionada con el sexo. Y con la concepción de este que tienen en Irán y la zona de Oriente Medio, incluso en algunas zonas de Asia. La palabra taqaandan hace referencia al sonido que se produce justo cuando el pene se rompe. Sería la palabra kurda para nuestro crac. Esta práctica consiste en empujar o doblar el pene erecto por la fuerza y lo hacen para suprimir la erección o el deseo sexual.

En definitiva, el taqaandan es una práctica que realizan los hombres voluntariamente porque creen que de esa manera podrán deshacerse de pensamientos relacionados con el deseo sexual. Pero el resultado es una muy dolorosa fractura del pene que necesitará de cirugía. Por tanto, el taqaandan no es más que una muestra de la falta de educación sexual que hay en Irán y otras zonas del mundo. Casi mejor dejar que desaparezca la erección sola o actuar sobre los pensamientos, es decir, imaginar otra cosa que no sea nada excitante.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.