La Comisión Europea ha anunciado este jueves una multa de 875 millones de euros a BMW y el grupo Volkswagen (Audi y Porsche) por infringir las normas antimonopolio al frenar el desarrollo de coches menos contaminantes. Daimler (Mercedes-Benz) también infringió las reglas, aunque no será multada porque fue la compañía la que reveló la existencia del acuerdo entre fabricantes.

"Los cinco fabricantes de automóviles, Daimler, BMW, Volkswagen, Audi y Porsche poseían la tecnología para reducir las emisiones nocivas más allá de lo que exige la ley según los estándares de emisiones de la UE. Sin embargo, evitaron utilizar todo el potencial de esta tecnología para contaminar menos de lo que exige ley ", dijo la jefa antimonopolio de la UE, Margrethe Vestager.

El comunicado de la Comisión Europea explica que los fabricantes Daimler, BMW y el grupo Volkswagen celebraron reuniones técnicas periódicas para discutir el desarrollo de la tecnología relacionadas a la reducción de las emisiones nocivas de óxido de nitrógeno (NOx) de los vehículos diésel y de gasolina.

Por un parte, decidieron limitar el rendimiento de los catalizadores SCR en los motores diésel. Se trata de un dispositivo que emplea un aditivo compuesto por urea (conocido comercialmente como AdBlue) y agua destilada. En el caso de los coches a gasolina, retrasaron la implementación de los filtros de partículas "Otto", que contiene parte de los componentes nocivos que salen del escape.

Crédito: Comisión Europea

¿Cuánto deberán pagar BMW y el grupo Volkswagen?

Las multas se establecieron sobre la base de directrices de la Comisión Europea teniendo en cuenta el número de venta de coches equipados con sistemas SRC en Espacio Económico Europeo (EEE) en 2013. Sin embargo, algunos fabricantes recibieron reducciones por reconocer y colaborar en el proceso.

Daimler es el primer "beneficiado". El fabricante alemán presentó el acuerdo ante las autoridades antimonio de la UE. Debido a esto no pagará los 727 millones de euros que debería según los parámetros mencionados anteriormente. El grupo Volkswagen pagará 502 millones de euros, aunque este monto tiene una reducción de más del 50% por haber reconocido la infracción.

BMW, por su parte, también ha reconocido las acusaciones, pero la benevolencia de la Comisión Europea será menor. Se le aplicará una reducción del 10% a la multa total. En consecuencia, deberá pagar 372 millones de euros. La investigación iniciada en 2007 termina con todos los acusados reconociendo que infringieron las normas antimonopolio.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.