Dieter Zetsche (CEO de Daimler) anunció en Frankfurt que todos los modelos de Mercedes-Benz tendrán una variante eléctrica o híbrida antes de 2022. Todos los vehículos Smart, por otra parte, serán completamente eléctricos antes de ese año.

Daimler también ha establecido un nuevo objetivo de reducción de costes para compensar la menor rentabilidad de los vehículos eléctricos, cuyo margen de beneficio es menor que en los vehículos de combustión. La compañía planea ahorrar 4.000 millones de euros.

La fecha límite será el año 2022. Para lograrlo, Daimler planea una reducción de costes de 4.000 millones de euros.

Mercedes-Benz y el grupo Daimler siguen así la estela de otros fabricantes como Volvo, que también anunciaron movimientos similares durante los últimos meses. El grupo Volkswagen AG también se unió a esta tendencia estableciendo como fecha límite el año 2030. También realizará una fuerte inversión en la producción de baterías y desarrollo de tecnologías para vehículos eléctricos.

El anuncio de Mercedes-Benz se produce en paralelo al Project ONE, un deportivo de alta gama con una unidad de potencia híbrida que hereda múltiples elementos de los monoplazas que la división deportiva de la compañía, Mercedes Motorsport, emplea en el campeonato de Formula 1.

👇 Más en Hipertextual