El nuevo Mercedes EQS tiene una característica interesantísima: sus ruedas traseras son direccionales. Esto es, que las ruedas traseras, además de las delanteras, también pueden girar para que el vehículo tenga mayor maniobrabilidad. Es una de varias de las cosas que hacen a este modelo único y —sin duda alguna— el más avanzado de la compañía.

La serie S de Mercedes se caracteriza por ser de altísimo lujo y ser la punta de lanza de nuevas tecnologías por parte del gigante alemán. No es una casualidad que sea el EQS la gran introducción de una serie de nuevas tecnologías que planean incluir a toda la gama de sus coches eléctricos con el tiempo.

Entre ellas las actualizaciones OTA, es decir, conseguir que el Mercedes EQS pueda obtener mejoras de software por medio de descargas vía Wi-Fi o por medio de la red celular para actualizar el vehículo, corregir errores, mejorar funciones e incluso activar nuevo equipamiento. Bien jugado podría convertirse en una nueva fuente de ingresos para las compañías automotrices.

¿Pero dónde deberíamos dibujar la raya? ¿En qué momento un modelo de suscripción que podría ser beneficioso para el cliente, al darle acceso a nuevas funciones, se convierte en una excusa para hacer cobros recurrentes por algo que antes era un pago extra o un equipamiento de serie?

¿Quieres el máximo ángulo de giro? Eso tiene un precio de 500 euros anuales

Es la pregunta que nos planteamos tras conocer que las ruedas traseras direccionales del Mercedes EQS tienen un ángulo de giro de 4,5 grados, pero es posible alcanzar los 10 grados. Pero si quieres la máxima maniobrabilidad, necesitarás pagar una suscripción de 489 euros anuales. También ofrecen un pago de 1.169 euros por la suscripción a tres años. La información ha sido adelantada por el medio especializado alemán Auto Motor und Sport.

Además, para tener acceso a los 10 grados de giro en las ruedas traseras, es obligatorio adquirir la cámara 360 grados, que tiene un valor extra de 1.130 euros.

Mercedes seguirá ofreciendo la opción de compra permanente del extra en el EQS, sí, pero aún no se conoce el precio. En otros modelos el precio de la dirección + cámara ronda en los 3.200 euros, pero es probable que en el EQS sea un valor completamente distinto. Sobre todo porque se trata de una versión eléctrica montada sobre una plataforma totalmente distinta.

Si el EQS llega a ofrecer el extra por un precio similar, el pago por suscripción por obtener mayor ángulo de giro deja de tener sentido. Considerando el valor del coche, quien desee este tipo de equipamientos, suele pagarlo de fábrica.

Este extra tiene una mejora práctica considerable. Una vez activados los 10 grados en el eje trasero direccional, el diámetro de giro del Mercedes EQS se reduce de 11,9 a 10,9 metros. Un valor bastante significativo considerando que el vehículo tiene 5,21 metros de longitud.

Mercedes EQS: punta de lanza en tecnología y prestaciones

El Mercedes EQS es la punta de lanza en términos de tecnología y prestaciones de la nueva gama de vehículos eléctricos del gigante alemán. Cuenta con un salpicadero de tres pantallas OLED bastante grandes que ocupan todo el frontal del vehículo. La compañía lo llama MBUX Hyperscreen. Funciona gracias a un CPU de 8 núcleos y 24 GB de RAM.

Además ofrecerá un sistema de conducción autónoma avanzado, asistencia de aparcamiento automático, las puertas se pueden abrir y cerrar automáticamente, entre muchas otras funciones. La autonomía es de hasta 770 kilómetros según el ciclo WLTP.