El futuro es eléctrico y Mercedes-Benz lo sabe. Daimler, la compañía matriz de la automotriz alemana, ha anunciado este jueves un plan de inversión de 40.000 millones de euros entre 2022 y 2030 para "volverse totalmente eléctrica a finales de la década".

"Este paso marca una profunda reasignación de capital. Al gestionar esta transformación más rápida y al mismo tiempo salvaguardar nuestros objetivos de rentabilidad, aseguraremos el éxito duradero de Mercedes-Benz".

Ola Källenius, CEO de Daimler AG y Mercedes-Benz AG

La estrategia de electrificación de Mercedes-Benz significará una compleja reorganización para una empresa histórica de los motores a combustión, que ha advertido que el cambio de tecnología conducirá a recortes de empleo.

Mercedes-Benz está trabajando en tres nuevas plataformas. Estas permitirán que todos los vehículos lanzados a partir de 2025 sean totalmente eléctricos. No obstante, mientras el proceso de transición avanza, se seguirán ofreciendo modelos existentes a gasolina.

Las tres nuevas plataformas de Mercedes-Benz

Crédito: Mercedes-Benz
  • MB.EA: cubrirá todos los coches de tamaño mediano a grande, estableciendo un
    sistema modular escalable como columna vertebral eléctrica para la futura cartera de eléctricos.
  • AMG.EA: será una plataforma de vehículos eléctricos de alto rendimiento dedicada a
    clientes de Mercedes-AMG, orientados a la tecnología y al rendimiento.
  • VAN.EA: se orientará a furgonetas eléctricas y vehículos comerciales livianos, que contribuirán al transporte libre de emisiones y ciudades en el futuro.

El plan de Mercedes-Benz para cumplir con sus objetivos también habla de la construcción de ocho nuevas "gigafactorías" para la producción de baterías para ellos mismos y sus socios comerciales.

Una transformación completa

La planta de Hambach en Francia | Crédito: Mercedes-Benz

Mercedes-Benz ya puede producir BEV en masa en la actualidad, pero a partir del año que viene fabricará ocho modelos totalmente eléctricos en siete fábricas ubicadas en tres continentes.

La compañía señala que también trabajarán en concretar nuevas alianzas para el desarrollo y la producción de baterías en Europa. Asimismo, que dispondrá de 530.000 puntos de carga en todo el mundo gracias a sus socios.

Sobre esto último, habla del sistema "Plug & Charge", que permitirá a los clientes "conectar, cargar y desenchufar" sin la necesidad de dar pasos adicionales para la autenticación y el pago.

Las intenciones —y el plan— del fabricante están a la vista, sin embargo, no ha especificado una fecha estricta en la que dejará de vender automóviles a combustión. En cambio, han dicho que venderán coches solamente eléctricos "al final de la década".

No obstante, las acciones de Mercedes-Benz llegarán a tiempo para cumplir con la nueva regulación de la Unión Europea. Esta establece la prohibición efectiva de la venta de coches nuevos a gasolina y diésel a partir de 2035.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.