Una nueva (y alocada) teoría señala que Islandia podría ser la punta de un antiguo continente hundido bajo el océano Atlántico Norte hace unos 10 millones de años. Además, la extensión del continente sería similar a la del estado de Texas. Pero ¿en qué se apoya esta idea? ¿Puede tener algún tipo de implicación para la isla que sea un continente?

La mayoría de los geólogos no piensa que Islandia sea un antiguo continente hundido. Pero unos pocos sí lo piensan y sus teorías podrían concordar con las "características geológicas del fondo del océano como la razón por la que la corteza terrestre bajo Islandia es mucho más gruesa de lo que debería ser", según explican desde Live Science.

Pero las implicaciones van mucho más allá de lo que puede parecer en un principio. Y es que si Islandia es un continente, o no, también puede tener consecuencias sobre la propiedad del combustible que pueda haber bajo el lecho marino. Porque el derecho internacional señala que pertenece al país que pueda demostrar que su corteza continental se extiende hasta allí.

Islandia, ¿un nuevo continente?

La nueva teoría se ha explicado en un capítulo del nuevo libro In the Footsteps of Warren B. Hamilton: New Ideas in Earth Science (Geological Society of America, 2021) que describe la nueva teoría.

"La región que tiene material continental por debajo, se extendía desde Groenlandia hasta Escandinavia", dijo Gillian Foulger, geóloga y autora principal del capítulo Icelandia del libro en el que se habla de la nueva teoría. "Una parte en el oeste y el este se ha hundido ahora bajo la superficie del agua; pero sigue estando más alta de lo que debería. Si el nivel del mar bajara 600 metros, veríamos mucha más tierra por encima de la superficie del océano", añade la profesora emérita de geofísica en la Universidad de Durham en el Reino Unido.

Pangea

Pero ¿cuándo y cómo se formó este continente? Las teorías actuales de los geólogos señalan que el Atlántico Norte se formó cuando Pangea se rompió hace 200 millones de años. E Islandia apareció hace unos 60 millones de años sobre una pluma volcánica. Pero el equipo de Foulger tiene una teoría bastante distinta sobre cómo se formó Islandia y, por tanto, por qué es un continente diferente. Para ellos, cuando Pangea se rompió, las "áreas al oeste y al este [de Islandia] permanecieron conectadas a lo que ahora son Groenlandia y Escandinavia", señalan.

"La gente tiene la idea muy simplista de que una placa tectónica es como un plato de comida: simplemente se divide en dos y se separa"

Es decir, la separación del continente único no fue limpia y quedó una conexión sobre el agua de unos 300 metros de ancho. Pero hace unos 10 millones de años el nivel del mar subió y tapó

"La gente tiene la idea muy simplista de que una placa tectónica es como un plato de comida: simplemente se divide en dos y se separa", comenta Foulger. "Pero se parece más a una pizza o a una obra de arte hecha de diferentes materiales; un poco de tela por aquí y un poco de cerámica por allá, de modo que las diferentes partes tienen diferentes resistencias".

La corteza de Islandia

Unsplash

Para el equipo de Foulger otros datos cobran sentido en cuanto se considera a Islandia como parte de su propio continente. Por ejemplo, el hecho de que las rocas de la corteza terrestre bajo la isla tengan un grosor de 40 kilómetros. Porque deberían tener unos 8km si Islandia se hubiera formado sobre una pluma volcánica, señalan.

"Cuando consideramos la posibilidad de que esta gruesa corteza sea continental, todos nuestros datos cobraron sentido de repente", apunta Foulger en un comunicado. "Esto nos llevó inmediatamente a darnos cuenta de que la región continental era mucho más grande que la propia Islandia: hay un continente oculto justo ahí bajo el mar".

No podemos asegurar que bajo Islandia haya un antiguo continente hundido; pero sí que es interesante investigar más al respecto y entender mejor cómo se formó la isla. No obstante, lo más probable es que no exista un continente hundido hace 10.000 años, según apuntan otros geólogos. Aunque probablemente volveremos a oír hablar de esta alocada teoría, ya que hay mucho interés en el combustible de la zona.