El final de temporada de Loki ha traído sorpresas, revelaciones y, también, una evidente muestra de la forma en que Marvel protege sus secretos. En lo que parece ser una maniobra precisa e ingeniosa para evitar filtraciones de giros de trama, la producción decidió usar algunos trucos.

 ¿Los más notorios? Eliminar imágenes, alterar algunos fotogramas e incluso, recurrir a la complicidad de sus actores para evitar revelar la esperada conclusión. El resultado ha sido una trampa a la altura de cualquiera de las travesuras del dios de la mentira. 

Buena parte de los fanáticos del Universo Cinematográfico de Marvel pasaron los últimos días analizando algunas imágenes de los diferentes tráilers. En especial, las que todavía no habían sido incluidas en los capítulos estrenados. De hecho, hubo considerable revuelo en redes sociales sobre la imagen de un Loki con armadura asgardiana en el palacio de Asgard. En ella, el personaje podía verse en el centro de la sala del trono con su característica postura de brazos abiertos.

El fotograma pertenece a una secuencia de unos los primeros tráilers de la serie, en que podía verse una toma amplia en el mismo escenario. Tanto las imágenes como la cortísima escena, dejaban entrever al menos un regreso a la línea temporal original del Loki del 2012. 

Pero a medida que la serie avanzó, ambas cosas llevaron a buena parte de los fanáticos a convencerse que el villano definitivo era… Loki. ¿El motivo? Quizá la secuencia demostraba una posible traición a Sylvie o un truco final inesperado del dios de la mentira. De hecho, para la víspera del estreno del capítulo, la teoría más difundida era que quien aguardaba en el castillo después de Alioth, era King Loki. 

En Loki, de Marvel Studios, el voluble villano Loki (Tom Hiddleston) retoma su papel de Dios del Engaño en una nueva serie que tiene lugar tras los acontecimientos de Vengadores: Endgame. Kate Herron la dirige y Michael Waldron es el guionista principal.

Ver Loki en Disney Plus

En el cómic, se trata de una de las versiones del personaje que termina por reinar en Asgard. La historia pertenece a la miniserie King Loki de 2005, escrita por Robert Rodi e ilustrada por Esad Ribic. El argumento incluye, de hecho, varias imágenes alusivas a un Loki triunfante, coronado por encima de Thor y en conflicto con su identidad. 

Pero para sorpresa de los fanáticos, el final de temporada no solo no incluyó las imágenes. Tampoco parece ser parte del futuro inmediato del personaje, que ahora se encuentra perdido en una dimensión alternativa. 

Como si lo anterior no fuera suficiente, Marvel también borró digitalmente al personaje de Sylvie de varias escenas. En una de las imágenes más populares extraídas del tráiler, se podía ver a Loki entrando en un pasillo en tinieblas. Se podía ver al personaje caminando en solitario en lo que parecía ser un lugar impreciso en el interior del misterioso castillo. Para el estreno del episodio, la escena completa mostró al dúo de variantes caminando juntos por el mismo lugar. 

También, se retocó una breve secuencia en la que aparecía un portal de la TVA, que en apariencia Loki atravesaba a solas. Resultó tratarse de una escena del capítulo cuatro, de la que Sylvie fue suprimida. Lo cierto es que Marvel ha vuelto a demostrar que es capaz de engañar de forma sutil a los fanáticos. Y por si eso no fuera suficiente, manipular de manera efectiva la forma de comprender sus historias. 

Declaraciones falsas, imágenes trucadas y trucos de chistera

Hace unas semanas, el actor Jonathan Majors, encargado de encarnar al villano multidimensional Kang el Conquistador, descartó un cameo en Loki. Lo hizo además con una declaración categórica.

A la pregunta si participaría de un modo u otro en la serie, el actor aseguró al medio “no tener ni idea de lo que hablaban”. De hecho, Variety insistió que su presencia en el set no fue mencionada por los actores o reportada por ningún medio.

Se trató de una maniobra bien elaborada que protegió hasta el día de su estreno, uno de los mayores secretos de Loki. Kang el Conquistador, o una de sus encarnaciones, no solo formó parte del argumento, sino que fue el punto central del episodio. 

El actor tuvo una participación destacada que, además, fue incluida en los créditos del programa. De modo que, de nuevo, Marvel utilizó varias de sus estrategias favoritas. Ya desde Avengers: Endgame, el estudio utilizó el recurso de grabar varios finales alternativos e incluso incluir escenas falsas en los tráilers. 

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas. Incluye acceso ilimitado a todos los estrenos y a Star. También podrás ver el contenido de Marvel y Star Wars y las grandes películas de animación de Pixar.

Es una estrategia a la que ya habían recurrido en Avengers: Infinity War, en el que varios fotogramas mostraban al Hulk de Mark Ruffalo en plena batalla. Los fanáticos se sorprendieron cuando la escena no fue incluida en el montaje final. 

También en WandaVision hubo trucos elaborados para salvaguardar los secretos del argumento. Desde la incorporación al elenco de Evan Peters (solo como una especie de señuelo específico), hasta declaraciones confusas. La serie hizo gala de los mejores trucos para mantener oculto el gran final, en el que se suponía se mostraría al multiverso Marvelita. Incluso llegó a incluir en su promoción una declaración de Paul Bettany en la que el actor aseguró habría un “importante cameo” en el capítulo final. 

La insinuación, junto con la presencia de Peters, llevó a los fanáticos a concluir una variada serie de teorías. ¿La más popular? El esperado cruce del universo de X-Men con el Marvelita, lo cual no llegó a suceder. 

¿Usará de nuevo sus trucos favoritos en el esperado tráiler de Spiderman: No Way Home, que seguramente podremos ver en breve? Solo queda esperar la respuesta.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.