Apple podría expandir Face ID, su sistema de reconocimiento facial, a más dispositivos fuera de los iPhone y iPad. Lo hará en los próximos años. Mark Gurman, periodista de Bloomberg, ha desvelado en su newsletter semanal (vía 9to5Mac) que Apple planea introducir esta tecnología en todos los modelos de iPhone, iPad y Mac.

La mayoría de modelos de iPhone cuentan con Face ID, a excepción del iPhone SE, que mantiene Touch ID como método de desbloqueo. En la gama iPad, solo los iPad Pro incluyen este sensor de profundidad capaz de realizar un reconocimiento facial. En Mac, ningún equipo añade con esta tecnología.

Face ID, recordemos, llegó por primera vez en 2017, junto al iPhone X. Sin embargo, todavía hay muchos dispositivos con Touch ID. Según Gurman, Apple mantiene el desbloqueo por huella dactilar en muchos de sus dispositivos porque les permite reducir costes y mantener la seguridad.

No obstante, Face ID cuenta con una función extra respecto al desbloqueo por huella dactilar: puede utilizarse para funciones de realidad aumentada. Uno de los ejemplos más prácticos son los Memojis, que pueden detectar nuestros gestos gracias a los sensores de la cámara TrueDepth. Touch ID, en cambio, solo sirve como medida de seguridad para el desbloqueo del dispositivo, inicio de sesión o pago a través de Apple Pay.

Face ID en los Mac y un nuevo diseño para diferenciar a los dispositivos más caros de Apple

El periodista de Bloomberg destaca lo complejo que resulta incluir un sistema TrueDepth en dispositivos como los Mac, donde la pantalla es muy delgada como para introducir una lente de profundidad de campo. Gurman, sin embargo, cree que Apple llevará esta tecnología a sus ordenadores en los próximos años.

Apple, además, podría diferenciar los modelos de más alta gama de sus versiones económicas con un nuevo aspecto en la cámara, introduciendo un sensor con Face ID integrado en la pantalla en aquellos modelos más caros, mientras que las variantes más económicas incluirán una muesca con Face ID. Esta decisión traerá consigo un cambio de diseño en aquellos modelos de iPad y iPhone que mantienen los gruesos biseles en el frontal.

Las últimas filtraciones acerca de los iPhone SE, iPad mini o Mac no mencionan nada acerca de Face ID. Por lo tanto, es probable que no veamos esta tecnología en los modelos mencionados hasta 2023.