A pesar de sus esfuerzos, Boeing parece no poder librarse de los problemas con sus aeronaves. La Administración Federal de Aviación (FAA) solicitó que todos los operadores de los Boeing 737 realicen una serie de inspecciones por posibles fallas en los interruptores de presión de la cabina.

La orden ejecutiva de la FAA explica que las aerolíneas deben realizar pruebas repetitivas de los interruptores y reemplazarlos si es necesario. Esta medida llega luego de que un operador informara en septiembre que los dos interruptores de presión de tres modelos diferentes de Boeing 737 no pasaron la prueba funcional, según recoge a Reuters.

De acuerdo a la FAA, un fallo en los interruptores de presión de la cabina podría provocar que el sistema de advertencia de altitud no se active. Por consecuencia, si la altitud excediera los 10.000 pies (3.050 metros), los niveles de oxígeno podría volver "peligrosamente bajos". Es que las cabinas de los aviones se presurizan a un equivalente de 8.000 pies (2438 m).

Los Boeing 737 ya habían sido inspeccionados por el fabricante

Foto por Dan Lohmar en Unsplash

Boeing revisó el problema en cuestión, incluida la tasa de falla esperada de los interruptores, pero determinó que no representaba un problema de seguridad. Sin embargo, tras la alarma de la autoridad de aviación estadounidense, dijo que "apoya la iniciativa de la FAA" de hacer obligatoria la inspección de este componente en los Boeing 737.

La investigación de la FAA y la compañía determinaron en mayo que "la tasa de fallas de ambos interruptores es mucho más alta de lo estimado inicialmente y, por lo tanto, plantea un problema de seguridad". No obstante, afortunadamente no se ha informado ninguna falla en vuelo de los interruptores de presión del Boeing 737.

Desde el año 2012, y por exigencia de la FAA, Boeing utiliza dos interruptores de presión de cabina en lugar de uno. Esta configuración, debido a la importancia del mecanismo, busca brindar redundancia en caso de posibles fallos. En el caso de la aerolínea que notificó el problema, como se menciona al principio, ambos conmutadores no pasaron las pruebas funcionales.

La orden de revisión aplica a todas las versiones del Boeing 737, incluido el 737 Max. No obstante, esta no está relacionada con los problemas que este modelo de avión sufrió y que resultó en dos accidentes fatales con 346 muertes en total. La directiva alcanza 2.502 aviones registrados en los EE.UU. y 9.315 en todo el mundo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.