Quizás, los eventos astronómicos más esperados del verano sean los del mes de agosto, por lo que representan las perseidas para los amantes del firmamento. Sin embargo, este mes de julio será un buen aperitivo para ir abriendo boca, gracias a varias conjunciones planetarias y a otra lluvia de estrellas.

En España, así como en otros muchos lugares del mundo, podremos disfrutar del cielo ya sin toque de queda ni limitaciones de movilidad. Eso sí, tendremos que seguir siendo responsables.

Pero como hay mucho cielo para todos, será fácil salir a mirarlo o fotografiarlo manteniendo las distancias o, si estamos con personas vulnerables ajenas a nuestra burbuja, con mascarilla. Ahora bien, ¿cómo y cuándo tendremos los mejores espectáculos?

Cinco conjunciones que no te puedes perder

Los eventos astronómicos de julio comienzan el día 8, con la conjunción entre Mercurio y la Luna.  Podremos verlas en el cielo de la mañana, sobre las 6:40, hora peninsular española. Este espectáculo se observa perfectamente a simple vista y será digno de ser captado por los amantes de la astrofotografía.

El 8 de julio, la Luna y Mercurio se verán juntos en el cielo

Poco después, el 13 de julio a las 7:00 UTC (9:00, hora peninsular española) nuestros dos planetas vecinos, Venus y Marte, se encontrarán también juntos en el cielo y supondrán una bonita estampa que podremos ver con claridad a golpe de prismático. Además, si bien ese es el momento de máximo acercamiento, también se verán muy cerca en las horas anteriores, por lo que podremos disfrutarlos con el cielo nocturno.

Y ya para ir cerrando el mes, el 24 y el 25 de julio la Luna se encontrará en el cielo, primero con Saturno y luego con Júpiter. 

Pero los eventos astronómicos de julio no finalizarán aquí. Después llegará el turno de una lluvia de estrellas.

Una lluvia de estrellas, el plato fuerte de los eventos astronómicos

Antes de las perseidas de agosto, entre estos eventos astronómicos tenemos otra lluvia de estrellas estival: las delta acuáridas.

Procede de los escombros de dos cometas, Marsden y Kracht, y puede generar hasta 20 meteoros por hora. Podrá verse entre el 12 de julio y el 23 de agosto, por lo que llegará a coincidir con las conocidas como lágrimas de San Lorenzo. 

Sin embargo, su pico máximo tendrá lugar durante la madrugada del 28 al 29 de julio. Desgraciadamente, coincidirá con una Luna casi llena, por lo que su luz ocultará los meteoros más débiles. No obstante, con tiempo y paciencia seguro que podremos ver alguna estrella rasgando el cielo.

Deja un comentario

Deja tu comentario