El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, firmará este viernes una orden ejecutiva "antimonopolio" para evitar que grandes compañías tecnológicas, como Apple, Facebook y Google, lleven a cabo prácticas desleales. Además, el decreto busca fomentar la competencia leal y brindar mejores beneficios para los consumidores y trabajadores.

La orden ejecutiva incluye a más de 72 iniciativas y recomendaciones que involucran a más de una docena de agencias federales. Estas tienen como objetivo "abordar rápidamente algunos de los problemas de competencia" que padece la economía estadounidense y así "brindar mejoras concretas en la vida de las personas".

El marco de acción del decreto antimonopolio es amplio, pero en el caso del sector de las Big Tech, se centra en tres principales columnas. Una de ellas tiene que ver con el "mayor escrutinio de las fusiones" de compañías. La Casa Blanca quiere poner especial atención a la adquisición de competidores emergentes.

Si el decreto antimonopolio de Biden hubiera existido en el pasado, posiblemente la adquisición de Instagram y WhatsApp por parte de Facebook se habría complicado. Esta nueva herramienta legal también pone en las compras de startups por parte de gigantes tecnológicos para hacerse con su tecnología.

Biden y una fuerte acción antimonopolio

Foto por Glen Carrie en Unsplash

La orden ejecutiva antimonopolio también pone el ojo sobre las "reglas de vigilancia y recopilación de datos". En este sentido busca evitar que las Big Tech asuman una posición de privilegio sobre las pequeñas y medianas empresas. El documento informativo menciona que "las grandes empresas que administran mercados en línea pueden ver cómo se venden los productos de las pequeñas empresas y luego usar esos datos para lanzar sus propios productos".

En este punto, aunque la Casa Blanca no lo menciona, se encuentra el comportamiento de Amazon. La plataforma ofrece una amplia variedad de productos y tiene datos de privilegio sobre su comercialización. En muchas ocasiones, si detecta que un producto es exitoso, lo lanza con su propia marca en su misma tienda, compitiendo deslealmente con sus propios clientes.

Por último, los esfuerzos antimonopolio buscan que "sea más fácil y económico reparar" los dispositivos tecnológicos. El decreto hace foco en evitar que los fabricantes prohíban las autoreparaciones o reparaciones de terceros de sus productos. Esto podría obligar a fabricantes como Apple a modificar sus esquemas de reparación y brindar opciones de reparación a terceros y clientes.

El movimiento antimonopolio del Gobierno de Bien podría propiciar un marco más justo para las pequeñas y medianas empresas que se encuentran a la sombra de gigantas como Apple, Facebook y Google. Precisamente, este último ha tenido que pagar multas millonarias por prácticas desleales en el mercado publicitario. Además, está siendo investigada por el mismo motivo por la Unión Europea.

Según la Casa Blanca, el presidente Joe Biden firmará la orden ejecutiva antimonopolio este viernes a las 1:30 p.m. ET (19:30 hora peninsular española). Una vez en vigor, los reguladores y agencias federales podrán realizar reformas en sus procedimientos para dar cumplimiento con el decreto.