Assassin's Creed Infinity es una realidad. Ubisoft confirmó que un nuevo juego se encuentra en desarrollo bajo dicho nombre clave, en una entrega que llegaría con importantes novedades. En primera instancia, la compañía anunció que la realización del título será compartida entre sus estudios de Quebec y Montreal.

El otro dato relevante en relación a este juego tiene que ver con un drástico cambio en su formato. Según Bloomberg, Ubisoft lanzaría Assassin's Creed Infinity como una "plataforma viva" al estilo Fortnite y GTA Online. De esta manera, el título evolucionaría y su contenido abarcaría distintos momentos históricos. Si finalmente se confirma esta idea de los desarrolladores, la franquicia adoptaría la modalidad de "juego como servicio". Esto no necesariamente debe considerarse como algo malo desde el vamos, aunque claramente a los fanáticos no les resulte de su agrado.

Se trata de un modelo de negocio que ha ganado mucha fuerza en el mercado gamer, es muy redituable y Ubisoft no quiere quedarse afuera. Lo que realmente genera muchas dudas es cuál será la estrategia de monetización, especialmente en lo relacionado al contenido de pago.

A pesar de que el desarrollo de Assassin's Creed Infinity se confirmó a través de Ubisoft, el videojuego no verá la luz en el corto plazo. El informe de Bloomberg habla de que el lanzamiento está "a años de distancia", mientras que otros rumores más específicos apuntan recién a verlo en 2024.

Ubisoft debe resolver varios interrogantes antes de que 'Assassin's Creed Infinity' vea la luz

La decisión de Ubisoft de integrar a sus estudios de Quebec y Montreal para el desarrollo de Assassin's Creed Infinity no fue al azar. La determinación se tomó -en parte- para apaciguar la fuerte rivalidad existente entre los equipos detrás de esta popular franquicia.

Las palabras de la compañía son bastante elocuentes:

En lugar de seguir pasando el testigo de un juego a otro, creemos profundamente que esta es una oportunidad para que una de las franquicias más queridas de Ubisoft evolucione de una manera más integrada y colaborativa, menos centrada en los estudios y más centrada en el talento y el liderazgo, sin importar dónde están dentro de Ubisoft.

Sin embargo, existen otras motivaciones. Durante el último año aparecieron gran cantidad de denuncias de acoso sexual, racismo y sexismo dentro de Ubisoft. En medio de la polémica, la compañía debió reorganizarse ante la salida de una importante cantidad de empleados, y ello habría impactado en el desarrollo de Assassin's Creed Infinity y otros proyectos.

De todos modos, la controversia no ha terminado. Bloomberg indica que trabajadores han manifestado su enojo porque varias de las personas acusadas por conductas inapropiadas continúan ocupando puestos importantes en la compañía. Lo cierto es que esta novela lejos está de su finalización.