Mientras se espera el lanzamiento de las versiones finales de sus sistemas operativo, Apple ha decidido limitar la integración de Siri con apps de terceros. El anuncio se realizó a través de una página de soporte para desarrolladores (vía Macrumors). El cambio entrará en vigencia cuando iOS 15, iPadOS 15, watchOS 8, tvOS 15 y macOS Monterey lleguen a los usuarios.

En total son 22 los comandos de SiriKit que quedarán obsoletos y dejarán de ser compatibles con las distintas plataformas de software de la manzana. La firma de Cupertino aún no ha explicado públicamente por qué se tomó esta determinación; la misma implicará cambios obligados en el funcionamiento de ciertas características en aplicaciones de terceros.

Entre las apps afectadas por las limitaciones a la integración con Siri se encuentran las que proveen servicios de movilidad, como Uber. Así, los usuarios ya no podrán dar la orden con la voz para pedir un vehículo. Además, SiriKit dejará de soportar comandos para cancelar la solicitud de viaje o para revisar dónde se encuentra el coche.

Las apps de productividad también se verán afectadas por esta decisión de Apple. Las utilidades de terceros que se integran con Siri no podrán volver a crear listas de tareas a través de un comando hablado, por mencionar un ejemplo. Por otra parte, también desaparecerán de SiriKit las opciones para realizar pagos o buscar fotografías, entre otras.

La limitación a la integración de Siri con apps de terceros también afectará a CarPlay

Que Apple limite la integración de Siri con apps de terceros también provoca que CarPlay pierda algunos comandos que se podían ejecutar con la voz. De esta manera, los conductores ya no podrán utilizar al asistente virtual para elegir una fuente de audio, ni tampoco seleccionar una estación de radio o configurar los asientos y el climatizador de un coche.

Según Macrumors, esta decisión podría relacionarse con el deseo de Apple de que los usuarios y desarrolladores adopten más ampliamente el uso de Atajos. Sin embargo, también nota que podría alimentar la preocupación sobre supuestas prácticas anticompetitivas. Esto último sucedería si la limitación a la integración de Siri tuviese como fin potenciar a apps propias, en perjuicio de plataformas de terceros.

Por lo pronto, Apple alienta a los desarrolladores a actualizar sus apps y desechar todo el contenido que haga referencia a la integración con Siri en las funciones que dejarán de funcionar. ¿Qué sucederá cuando un usuario intente utilizar una opción que ya no cuente con soporte? Siri simplemente responderá que no se puede completar dicho comando.