Se habían filtrado en múltiples ocasiones, pero ha sido este martes cuando Sony ha decidido presentar oficialmente los WF-1000XM4, la tercera generación de sus auriculares true-wireless más avanzados. Estos reemplazan, recordemos, a los archiconocidos WF-1000XM3, presentados en 2019.

El cambio más evidente lo encontramos por fuera. Los Sony WF-1000XM4 son un 10% más pequeños que el modelo anterior, además de presentar una estética diferente. También ha cambiado el tamaño de la caja, que es un 40% más pequeña en comparación con los WF-1000XM3. Esto último resulta súper importante, pues el modelo anterior recibió diversas críticas por el tamaño de su estuche de recarga.

Otro cambio interesante en estos WF-1000XM4 lo encontramos en la almohadillas que la marca ha incorporado en la caja de los auriculares. Estas están construidas con un material nuevo que destaca por su elasticidad, maximizando el área de contacto con el canal auditivo. Según Sony, estas aíslan mejor el interior del pabellón auditivo a la par que ofrecen una mejor fijación en la oreja, lo cual es fundamental para lograr una buena reducción de ruido.

El nuevo procesador V1 es una de las claves

También hay que destacar el procesador V1, que se encarga, entre otras cosas, de analizar las señales procedentes del exterior para, posteriormente, anular dichos sonidos mediante la emisión de una señal de audio equivalente a la del ruido en cuestión, pero desfasada. Sony asegura que este nuevo chip es capaz de ir un paso más allá respecto al QN1e del modelo anterior, logrando “la mayor cancelación de ruido del sector hasta la fecha” pero con un consumo energético menor.

En el sistema de cancelación de ruido activa también intervienen los cuatro micrófonos presentes en estos nuevos auriculares. Concretamente, la marca ha instalado dos en cada auricular. Y Sony insiste en que su rendimiento es excelente no solo de cara a la cancelación de ruido, sino también durante las llamadas de voz. La clave en este último caso es la tecnología Precise Voice Pickup, que se apoya sobre los micrófonos de formación de haces (beamforming) para captar la voz con la mayor calidad posible. Sony, además, ha implementado un nuevo sensor de conducción ósea que recoge las vibraciones de la voz, no los sonidos del exterior, lo que aporta un extra de claridad.

En el interior de los WF-1000XM4 habita un driver de 6 mm y un imán un 20% más grande que en la generación anterior. “El aumento del imán y la alta fidelidad del diafragma ofrecen mejor rendimiento en las frecuencias bajas y generan una señal de cancelación de alta precisión en un rango de baja frecuencia que mejoran la cancelación de ruido”, indica la marca en el comunicado.

Para mejorar la calidad de sonido, Sony ha implementado en estos WF-1000XM4 el códec LDAC, que transmite audio inalámbricamente a una mayor resolución. Este está presente en otros auriculares de la firma (como los WH-1000XM4), por lo que su llegada a este modelo es bienvenida. El chip V1, además, promete mejorar la calidad del sonido, reducir las distorsiones y mejorar los archivos comprimidos en tiempo real.

Los WF-1000XM4 son más inteligentes que el modelo anterior

Como los WH-1000XM4, estos WF-1000XM4 ofrecen la función speak to chat, que pausa la música, desactiva la cancelación de ruido y dejan pasar los sonidos exteriores a través de los micrófonos con tan solo empezar a hablar. Esta resultará de utilidad para hablar en determinadas situaciones sin tener que retirarse los auriculares de las orejas. Y en caso de que decidas quitartelos, los WF-1000XM4 pausarán la música automáticamente gracias a los sensores de proximidad.

Desde la aplicación Headphones Connect, los usuarios también pueden configurar la cancelación de ruido a su gusto o incluso permitir que los auriculares la ajusten dinámicamente en función del lugar en el que nos encontramos. Esta app también estrena una nueva función que permitirá a los usuarios encontrar la almohadilla ideal para ellos, algo que también ofrecen otros productos como los AirPods Pro. En caso de detectar que el aislamiento no es del todo efectivo, invitará al usuario a probar una almohadilla de otro tamaño.

Siguiendo con las funciones inteligentes: los WF-1000XM4 de Sony son compatibles con Google Fast Pair, por lo que se enlazan en cuestión de segundos con cualquier smartphone Android. También se integran con Alexa y Google Assistant. De hecho, una vez configurados, basta con decir “Ok Google” o “Alexa” para que empiecen a escucharte. No es necesario presionar ningún botón.

Los WF-1000XM4, por último, prometen hasta ocho horas de uso con una sola carga (24 horas utilizando el estuche de recarga). La caja, por su parte, soporta carga inalámbrica, además de contar con un puerto USB-C.

Los WF-1000XM4 llegarán al mercado en dos colores: negro y plata. Tendrán un precio de 280 euros en Europa y saldrán a la venta a partir de junio de este año.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.