Volkswagen y Audi han sido impactados por una filtración de datos que ha expuesto datos personales de tres millones de propietarios o potenciales clientes en Estados Unidos y Canadá.

El robo de la información de usuarios viene de un proveedor externo contratado por ambas compañías entre 2014 y 2019. En algunos casos incluye a personas que simplemente estaban interesados en comprar un vehículo. Los datos eran usados para fines de marketing, y fue almacenada en una base de datos desprotegida.

En la mayoría de los casos la información filtrada incluye datos básicos del propietario o potencial comprador como dirección, teléfono o email. Pero en el caso de 90.000 usuarios, se trata de datos especialmente privados, como el número de seguridad social, el permiso de conducir, la cuenta de Audi o VW o fecha de nacimiento.

Volkswagen no ha revelado cuál es proveedor externo que fue impactado por la fuga de datos. Emitieron un comunicado asegurando que “se disculpan por cualquier inconveniente causado a actuales o futuros clientes de la marca”.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.