Durante 2016, PlayStation volvió a unir fuerzas con Insomniac Games para el lanzamiento de Ratchet & Clank, una franquicia que, después de muchos años de ausencia, apostó por un reinicio. El objetivo, más allá de alinearlo con los estándares actuales de calidad de la plataforma, era que los Burbank (California) demostraran su creatividad como nunca antes. El resultado fue una entrega bastante aceptable que fortaleció la relación entre ambas compañías. Un lustro después, y con la compra del estudio por parte de Sony en medio, llega Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte, un título que vuelve a dejar claro que Insomniac se sienta en la mesa de los estudios más reconocidos de la industria.

No es cualquier juego para Sony, pues estamos hablando del gran exclusivo de la PlayStation 5 durante la primera mitad de 2021. A diferencia de lo que ocurrió con Spider-Man: Miles Morales y su lanzamiento intergeneracional, Insomniac manifestó que Una Dimensión Aparte solo vería la luz en la PS5 debido a la ambición técnica del proyecto. Hoy te puedo comentar, estimado lector, que la nueva aventura de los amigos "inseparables" justifica dar el salto hacia una consola de nueva generación. Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte es un vistazo a lo que le espera a los videojuegos en el futuro inmediato. Y, por otra parte, que la franquicia ya forma parte de la primera línea de PlayStation Studios.

Una emotiva historia sobre la amistad

En primer lugar te contaré mis impresiones sobre la historia. Sin entrar en spoilers, al margen de lo revelado por Sony previo al lanzamiento, te puedo decir que Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte, como su nombre lo indica, gira entorno a las dimensiones y la alteración del tiempo. No solo a nivel narrativo, también en lo jugable —sobre el segundo ahondaré más adelante—. El juego inicia poco después de los hechos que tuvieron lugar en la entrega anterior. Al inicio todo aparenta paz y felicidad, no obstante, un suceso "accidental" impulsado por el malvado Doctor Nefarious pone en riesgo el equilibrio del espacio-tiempo de todo el universo: la crisis dimensional. Por si fuera poco, divide los caminos de Ratchet y Clank, quienes ahora luchan por reencontrarse.

Aunque la franquicia jamás se había distinguido por ofrecer una narrativa compleja, debo resaltar que Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte da un salto abismal en este apartado. Es evidente que Insomniac dedicó esfuerzos para que que los jugadores disfrutaran un argumento más profundo que genera interés de principio a fin. Y si bien el objetivo principal se conoce minutos después de comenzar la aventura, en medio de tu travesía surgirán situaciones tan inesperadas como entretenidas. La introducción de las dimensiones conlleva la aparición de nuevos personajes, siendo el más destacado el caso de Rivet. Me refiero a una carismática Lombax que posee un papel fundamental en la historia porque también puedes jugar con ella.

Toda la vida creímos que Ratchet era el único Lombax del universo, pero nadie contaba que un personaje similar surgiría de otra dimensión. La relación amistosa y de cooperación que forman los protagonistas, pese a las claras diferencias que existen entre ellos, funciona bastante bien. El estudio apuesta por profundizar en los personajes, en sus aspiraciones, miedos e inquietudes. Todo gira alrededor de los sentimientos y cómo estos los motiva a seguir adelante. Si pudiera hacer una descripción breve sobre lo que te espera a nivel narrativo en Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte, podría decir que es una aventura sobre el valor de la amistad y la lealtad hacia los más cercanos. Un mensaje que cualquier jugador, sin importar su edad, puede comprender.

Además, se retoman esos elementos humorísticos tan distintivos de la saga. Incluso en los peores momentos, los protagonistas son capaces de lanzar un comentario gracioso para liberar la tensión en medio de la batalla. Una de las mayores novedades, que involucra tanto al argumento como a la jugabilidad, es que en cierto momento la campaña deja de ser totalmente lineal. Me explico: es posible elegir el orden de algunas tareas a completar. Por supuesto, todas forman parte de un objetivo principal, por eso no importa en qué orden decidas afrontarlas. No obstante, lo anterior tiene una implicación narrativa, pues cada tarea presenta una microhistoria y un planeta por explorar. Una vez completadas, se retoma la estructura lineal.

El experimento resulta interesante, si bien tu elección no altera la historia principal como podría suceder, por ejemplo, en un RPG. En lo que se refiere a la exploración, durante tu travesía será una actividad crucial. No es obligatoria, eso sí, pero es cierto que la experiencia mejora sustancialmente cuando te tomas el tiempo de recorrer los maravillosos escenarios. Explorar en Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte te recompensa con recursos, objetos coleccionables e incluso misiones secundarias tan divertidas como las de la campaña principal. Y ojo, porque completarlas te brinda acceso a ítems que repercuten directamente en la jugabilidad.

La labor de explorar ahora es más relevante porque los escenarios, evidentemente, fueron diseñados para ello. Algunos planetas son bastante amplios, casi como un pequeño mundo abierto donde es posible desarrollar diversas actividades simples. De hecho, el mapa muestra la posición de dichas tareas para los interesados en completarlas al 100%. Quizá es una ayuda de más, pero si consideramos la amplia audiencia a la que va dirigida el juego, es comprensible. Además, para los planetas más grandes, sí o sí debes recorrerlos para comenzar a vislumbrar sus ubicaciones de interés, incluyendo las anomalías o terminales infectadas. Las primeras esconden piezas de armadura y las segundas brindan acceso a coleccionables y objetos cosméticos.

El verdadero impacto de las dimensiones

Antes expresé que el salto narrativo de Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte era considerable, y el combate no se queda atrás. La cantidad de mecánicas que hacen su debut no es muy grande, pero el papel que tiene cada una en la jugabilidad es sumamente valioso. Y es que Ratchet y Rivet se apoyan en las dimensiones para ampliar su abanico de movimientos. El lazo dimensional, por ejemplo, te permite ingresar a través de portales que te teletransportan hacia otras zonas del escenario. A priori, pareciera que no aporta mucho a los enfrentamientos, pero conforme estos se intensifican por el número de enemigos en pantalla y por la dificultad de los mismos, su uso se vuelve elemental. No solo para atacarlos desde otros ángulos, también para escapar momentáneamente y replantear tu estrategia. Así pues, interviene un componente estratégico.

Por otro lado, tenemos la carrera fantasma, la cual consiste en un desplazamiento corto y rápido hacia cualquier dirección. Lo interesante es que, al tratarse de una alteración del tiempo, nuestros personajes pierden su propiedad física. Es decir, "dejan de existir" en un breve periodo de tiempo —un segundo como máximo—. Esto permite atravesar algunas paredes y enemigos, alcanzar zonas distantes o esquivar ataques. Una vez en tu poder, la carrera fantasma será tan importante como disparar. Para finalizar lo correspondiente a las nuevas mecánicas, no puedo dejar de lado las botas propulsoras, con las que es posible moverse a gran velocidad. En los planetas más grandes son indispensables.

Ahora bien, ninguna de estás mecánicas transmitiría sensaciones tan positivas si no fuera por un sobresaliente diseño de niveles. Con Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte, Insomniac sube varios peldaños para demostrar su maestría en este rubro. Cada elemento interactivo que ves en los escenarios tiene una razón de ser. La manera en que los niveles aprovechan al máximo todas las mecánicas introducidas se traduce en una experiencia variada y extremadamente divertida. Menciono "variada" porque todos los planetas suelen ofrecerte experiencias únicas. Cada uno presume una ambientación particular y, por lo tanto, desafíos muy distintos. Es por esta razón que tu visita a un nuevo escenario siempre te esperará con grandes sorpresas.

En este punto me gustaría traer a la mesa el potencial del SSD de la PlayStation 5. Cuando Sony presentó la consola y su unidad de almacenamiento ultrarápida, se hizo hincapié en diversos beneficios, destacando primordialmente la desaparición de los tiempos de carga. No obstante, esta es la primera vez que un juego de nueva generación realmente saca provecho del SSD en el diseño de niveles. Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte ofrece experiencias nunca antes vistas en la industria. Al menos no a la altura de Insomniac. Y créeme, te dejarán con la boca abierta.

Imagina que estás en un planeta de gran tamaño, con una distancia de dibujado enorme y un sin fin de detalles estéticos que embellecen la puesta en escena. En determinado momento, Ratchet o Rivet interactúan con las dimensiones y el escenario cambia su aspecto por completo en un abrir y cerrar de ojos. Es el mismo lugar, pero en una dimensión diferente. La carga del nuevo nivel es instantánea en la gran mayoría de los casos. Lo mejor de todo es que no es únicamente un cambio visual, sino también jugable. En "el otro lado" podría no haber gravedad, por mencionar solo un ejemplo. Es una situación que debes experimentar por tu propia cuenta, pero te adelanto que este es el tipo de novedades que generan ilusión de cara al futuro de los videojuegos.

Desde luego, otra parte determinante del combate son las armas. Puedes estar tranquilo en este sentido, ya que el arsenal es abundante y cada propuesta transmite sensaciones únicas gracias a la retroalimentación háptica del DualSense. El derroche de creatividad en sus efectos es excepcional, particularmente en las nuevas. Unas fueron diseñadas para el combate a corta distancia, mientras que otras te permitirán atacar a los enemigos desde la lejanía. ¿Cansado de la nave que te dispara desde lejos? Usa el rifle de francotirador. ¿Tienes dificultades para contrarrestar los ataques de un adversario con defensa? Congélalo y aprovecha el momento para atacarlo cuerpo a cuerpo. De ti depende estudiar los puntos débiles de los enemigos y elegir la mejor arma para confrontarlos.

Es importante precisar que, durante toda la aventura, tienes la libertad de adquirir y usar el armamento que desees. Y es que las armas se compran a través de una simpática vendedora que encontramos en los planetas. Eso sí, no todo el arsenal está disponible desde el inicio, ya que es obligatorio subir de nivel para ampliar el catálogo de la tienda. ¿Cómo se adquieren? Debes acumular las piezas de chatarra almacenadas en las cajas destructibles. Siendo sincero, no es nada difícil conseguir las piezas suficientes para reforzar tu arsenal, sobre todo si le das la debida importancia a la exploración.

Asimismo, Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte integra su propio sistema de progresión de armas —también accesible desde la tienda—. Es un poco similar al clásico árbol de los RPG, pero simplificado para hacerlo entendible a cualquier público. Te recomiendo poner especial atención en esta sección, ya que mejorar un arma tiene un impacto significativo en su rendimiento y, por ende, en el tuyo mientas peleas. Igualmente debes conocer las armaduras, las cuales incluyen habilidades únicas que aportan una ayuda mínima a la contienda y de paso modifican el aspecto del personaje. Ojo, Ratchet y Rivet comparten progresión, habilidades y armas adquiridas, entonces no debes preocuparte por gestionarlos individualmente.

Si la oferta de armas es vasta, es porque la variedad de enemigos también lo es. Incluso los planetas suelen tener su propia raza de adversarios que, a su vez, se dividen en múltiples variantes. Desde pequeñas criaturas kamikazes que se acercan rápidamente a tu posición sin ningún miedo, hasta rivales de gran tamaño que te atacan desde la distancia con su poderío de fuego. Un mismo escenario puede tener rivales en tierra y otros en al aire moviéndose a tu alrededor. Puedes estar seguro de que la acción y el espectáculo de proyectiles es constante.

No van a faltar los jefes finales, aunque ciertamente me hubiera gustado ver un mayor surtido. El inconveniente es que, al ser una cantidad mínima, basta con enfrentarte al primero para identificar los puntos débiles del resto. Insomniac resuelve esta carencia agregando enemigos adicionales que acompañan al jefe final, logrando así incrementar la dificultad de la contienda. Claro, lo anterior sucede en una parte avanzada de la campaña. Con el tema de las armas y los enemigos te puedes hacer una idea de lo dinámicas e intensas que pueden ser las batallas, y cómo las nuevas mecánicas serán tu mejor aliado para salir victorioso.

Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte, un nuevo referente audiovisual

No podía concluir este análisis sin dedicar algunas líneas, y más que merecidas, a la puesta en escena. La ambientación de Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte es simplemente espectacular. Mejor dicho, ambientaciones, porque el apartado artístico que expone cada planeta, así como las contrapartes en otra dimensión, son únicas. La dedicación que muestra Insomniac por los detalles, por más pequeños y aislados que sean, contribuye a crear una atmósfera que sorprende en cualquier zona a la que dirijas tu mirada. Debo aceptar que en algunos momentos convertí mi aventura en una breve experiencia contemplativa solo para admirar los escenarios. Créeme, podrías pasar las horas entretenido en el modo foto.

El apartado técnico, por su parte, eleva el listón para la industria. No cabe duda que estamos ante un juego de nueva generación, porque una buena parte del espectáculo visual que ves en pantalla no sería posible en consolas antiguas. Separadamente de los benéficos del SSD que ya expliqué, quiero resaltar la calidad en el modelado de escenarios, personajes y objetos; de igual manera la iluminación y los reflejos potenciados por el Ray Tracing; las partículas y otros efectos visuales que, en conjunto, entregan una obra casi perfecta en lo visual. Los efectos de sonido, junto a la banda sonora y el aprovechamiento del audio 3D, son la cereza del pastel.

Para hacer este análisis, el juego tenía activado el modo fidelidad de manera predeterminada (30 FPS + Ray Tracing). Los modos rendimiento (60 FPS) y rendimiento con Ray Tracing se activaron hace un par de días y, evidentemente, la experiencia mejora notablemente al incrementar la tasa de fotogramas por segundo. Mi consejo es que disfrutes la campaña en rendimiento con Ray Tracing, a no ser que te importe demasiado el tema de la resolución dinámica.

Sin temor a equivocarme, puedo decirte que Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte es el trabajo más sobresaliente en la historia de Insomniac Games. Los de Burbank han aplicado el aprendizaje obtenido en sus proyectos más recientes, incluyendo los dos títulos de Spider-Man. Si alguien todavía dudaba de su capacidad, este juego deja en evidencia que han subido varios escalones de calidad para ubicarse entre los estudios más importantes de PlayStation en la actualidad. En general, Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte es una aventura asombrosa. Su historia, que te tomará entre 12 y 15 horas completar, tiene un mensaje emotivo y ejemplar, la jugabilidad es tremendamente divertida y el apartado audiovisual es un claro referente al inicio de la generación. Ojalá sea tan solo un vistazo de lo que veremos en cuanto a producción de videojuegos en el futuro cercano, y del enorme potencial que tiene Ratchet & Clank como franquicia.