Warner Bros. y Legendary Pictures volvieron a retrasar el estreno de Dune. Esta vez, sin embargo, no será necesario esperar demasiado tiempo. De acuerdo a la información que recoge Deadline, el largometraje llegará a los cines el 22 de octubre de 2021. Es decir, tres semanas después de lo previsto (1 de octubre).

De acuerdo al citado medio, uno de los motivos del aplazamiento de Dune tiene que ver con el estreno de Sin tiempo para morir, la nueva película de James Bond. Su estreno está programado para el 8 de octubre y, en una época tan complicada para la industria cinematográfica, Warner no pretende entrar en batalla con la producción de MGM. Después de todo, lanzar dos filmes tan esperadas con una semana de diferencia podría perjudicar la taquilla de los dos.

Dune genera un efecto dominó en Warner

Evidentemente, el retraso de Dune ha generado un efecto dominó en el calendario de Warner Bros. The Many Saints of Newark, cuya llegada a los cines estaba prevista para el 24 de septiembre, ahora verá la luz el 1 de octubre, fecha que antes pertenecía a Dune. Por su parte, ‌Cry Macho traslada su estreno del 22 de octubre al 17 de septiembre.

Esta no es la primera vez que Dune se retrasa. De hecho, el plan original de Warner Bros. y Legendary Pictures era llevarla a los cines el 18 de diciembre de 2020, pero nadie esperaba que la pandemia se cruzaría en el camino. Así pues, fue en octubre del año pasado cuando la productora decidió aplazarla hasta finales de 2021, siendo uno de los movimientos más sonados entre tantos que afectaron a la industria del cine.

Esperamos, entonces, que la última fecha establecida para Dune finalmente sea la definitiva. Las salas de cine continúan su reapertura en gran parte del mundo gracias a la campaña de vacunación. Pero el gran problema actual para las compañías cinematográficas no es la situación sanitaria, sino la saturación de estrenos que provocó la misma. Todas han tenido que ajustar sus fechas de tal manera que sea posible destacar en la taquilla.