Apple anunció durante la WWDC 2021 la llegada de iCloud+, un paquete que incluye una serie de nuevas funciones destinadas a proteger la privacidad en internet. Una de ellas es Private Relay, que garantiza el cifrado de todo el tráfico saliente del dispositivo y permite ocultar la IP real y la ubicación del usuario, entre otras características. Sin embargo, esta función, que es básicamente un VPN, no estará disponible en todos los países. Esto se debe, principalmente, a pautas regulatorias locales que impiden el funcionamiento de este tipo de servicios.

Según un reporte de Reuters, Private Relay no estará disponible en China, Colombia, Bielorrusia, Egipto, Kazajstán, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turkmenistán, Uganda y Filipinas. Es decir, los usuarios de los mencionados países no podrán utilizar la herramienta de "retransmisión privada" diseñada para ocultar su comportamiento de navegación en la web a los ojos de los proveedores de servicios de internet, anunciantes y cualquier otro tipo de actor interesado en "espiar" el tráfico de la red.

Las razones por las cuales Private Relay no funcionará en todas partes son diversas. En el caso de Colombia no están claras. En principio, podría deberse a la Ley 679 de 2001 cuyo decreto 1524 de 2002 establece que las ISP deben monitorear el contenido. ¿Para qué? Para reportar contenido ilegal relacionado a la pornografía infantil. Lo anterior, sin embargo, no es un motivo confirmado.

En el caso de China, la restricción es resultado del estricto control que el Gobierno impulsa sobre la actividad de sus ciudadanos en la red. La censura de internet se ha llevado a cabo con distintas leyes y regulaciones administrativas desde 1996. Esto incluye una enorme lista de IP bloqueadas, palabras clave limitadas y el uso restringido de VPN.

Private Relay de Apple va en contra del aparato de control del Gobierno Chino

Foto por Glenn Carstens-Peters en Unsplash

Y es que al utilizar Private Relay los usuarios pueden ocultar su identidad y ni Apple, ni los sitios que están visitando, ni el Gobierno chino, pueden rastrearlos. Esto es una acción que va en contra de las leyes locales. Por consecuencia, este servicio, que funciona como una red privada virtual (VPN), no puede funcionar.

Los usuarios chinos parecen estar encantados con los dispositivos de Apple. Según datos de Reuters, este mercado asiático representa el 15% de los ingresos para la compañía de Cupertino, aunque, eso sí, si quiere tener presencia en este país, debe ajustarse a las legislaciones vigentes. Estas han obligado, por ejemplo, a eliminar varias aplicaciones VPN de la App Store porque no estaban autorizadas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.