Es innegable que el PC Gaming, tras un periodo de decadencia, volvió para quedarse y no dejar de crecer. El mercado de los ordenadores enfocados a videojuegos es tan grande, tanto en el sector portátil como en el de escritorio, que la cantidad de opciones entre las cuales elegir se ha vuelto abrumadora. No es una decisión fácil, claramente, pues es una adquisición —inversión en algunos casos— que puede ser útil durante varios años. Con las computadoras portátiles, sin embargo, suele ser todavía más complicado.

La razón es muy simple: no existe la libertad total de los ordenadores de escritorio para actualizar todos sus componentes. Es por lo anterior que, sí ya estás decidido en comprar una portátil para cubrir tus necesidades de movilidad, elegir el modelo ideal lleva tiempo. Hoy te contaré mis impresiones de la Asus TUF Dash F15 (FX516PR), un ordenador que pretende conquistar a aquellos interesados en adentrarse en la gama alta del PC Gaming portátil sin desembolsar grandes cantidades de dinero. Teniendo en cuenta, por supuesto, que hoy en día existen propuestas con precios estratosféricos; sin olvidar lo difícil que puede ser conseguir un equipo con GPU RTX 3000 a precio justo.

Antes de continuar, repasemos sus principales características. La TUF Dash F15 integra un CPU Intel Core i7-11370H de 11ª generación (Tiger Lake-U) de 4 núcleos y frecuencia de reloj de hasta 4,8 GHz. La GPU, por su parte, es una Nvidia RTX 3070 con 8GB GDDR6, una de las más deseadas del mercado actualmente. En lo correspondiente a la memoria RAM, contamos con 16 GB DDR4, mientras que el almacenamiento interno es de 1 TB (SSD M.2), espacio suficiente para guardar una biblioteca decente de títulos.

CPUIntel Core i7-11370H de 4 núcleos
GPUNvidia GeForce RTX 3070 8 GB GDDR6
Memoria RAM16 GB DDR4 3200 MHz
Almacenamiento1 TB NVMe SSD (Ranura M.2 libre)
PantallaIPS Full HD de 15,6" y 240 Hz
Batería4 celdas, 76Wh
Puertos3 USB 3.2, Thunderbolt 4 (USB-C), HDMI 2.0, Audio Jack 3,5 mm, Ethernet RJ45
ConectividadWi-Fi 6.0 y Bluetooth 5.2
Precio€2.000 en España y $43,000 en México, aproximadamente

Su pantalla, un elemento clave cuando hablamos de videojuegos, es IPS de 15,6" y alcanza una resolución de 1080p. Lo más significativo del panel, no obstante, es su tasa de refresco de 240 Hz con un tiempo de respuesta de 3 milisegundos. Sobre el papel, la TUF Dash F15 está lista para atender los requerimientos de los jugadores competitivos que buscan una respuesta inmediata en pantalla, o para aquellos que buscan una alta fidelidad gráfica en juegos recientes. ¿Cumple con ambos propósitos? Lo repasamos.

Diseño discreto y robusto

Antes de continuar con el tema del rendimiento, es importante hablar de su diseño. Al menos en el exterior, la TUF Dash F15 presenta en look simple y sin demasiados detalles que se roben las miradas. Recalco lo anterior porque, en el caso de las portátiles para gaming, no es raro ver elementos estéticos multicolor —luces RGB, por ejemplo— o líneas inspiradas en una nave espacial. En su lugar, Asus apuesta por un diseño discreto que es fácilmente transportable gracias a sus dimensiones.

Moviéndonos al interior, lo primero que salta a la vista es el teclado. La tipografía de las teclas adopta un estilo moderno en el que predomina el color verde —o turquesa—. Con el ordenador encendido resaltarán todavía más; aunque, pare ser sincero, preferí apagarlas cuando las condiciones de luz se prestaban para ello. El hecho de no poder configurar el color podría ser una desventaja para los amantes del RGB, sobre todo si no estás dispuesto a casarte con un solo tono.

En la parte superior encontramos un tercer acomodo de altavoces y, por fortuna, teclas dedicadas a los controles de volumen. Igualmente podrás apreciar que las teclas esenciales para jugar (W, A, S, D) son transparentes en lugar de negras. Por su parte, el trackpad tiene las dimensiones ideales y una textura agradable para facilitar los desplazamientos del cursor. En cuanto a calidad de materiales, la verdad es que la TUF Dash F15 se siente bastante robusta en todos los sentidos.

Aprovechando el rendimiento de la Asus TUF Dash F15

Partiendo de la base de que estamos ante una portátil enfocada al gaming, nos dimos a la tarea de probarla con algunos de los juegos más populares del mercado. Sí, entre ellos los battle royale que escuchas a diario. El mejor ejemplo es Call of Duty: Warzone, ya que su propuesta técnica nos permite jugar con sus ajustes de acuerdo a nuestras preferencias. Con el propósito de sacar el mayor provecho de la pantalla y su envidiable tasa de refresco, desde el principio optamos por el rendimiento en lugar de la fidelidad gráfica.

Ahora bien, quizá en las especificaciones de la TUF Dash F15 ya pudiste anticipar alguna situación "desfavorable" que, en efecto, se hizo presente durante la prueba con Warzone. El procesador Core i7 de cuatro núcleos, por desgracia, no permite exprimir al máximo la RTX 3070. Me explico: si bien la tasa de fotogramas se mantuvo entre 70 y 80 FPS la mayor parte del tiempo —con caídas solo en momentos puntuales—, la mencionada GPU tiene el potencial de superar ese rango con un procesador de mayores prestaciones.

Con Fortnite los números no fueron muy diferentes al heredar una configuración similar de gráficos. Eso sí, el battle royale de Epic Games se presta para prescindir de múltiples parámetros visuales sin afectar la experiencia final. Esto para favorecer el frame rate. Así pues, fue posible mantener un rango de entre 120 y 130 FPS, que podríamos calificarlo como un estándar habitual para los entusiastas del juego competitivo.

Pero si lo tuyo son las experiencias para un solo jugador, puedo decirte que quedarás complacido con la TUF Dash F15. En juegos como Gears 5, Control y Doom Eternal, el ordenador no tiene problema alguno para mantener los 60 FPS con alta calidad gráfica —con configuración Ultra en algunos casos—. Claro, en varias sesiones también se activó el Ray Tracing y, cuando el soporte lo permitía, el maravillo DLSS de Nvidia.

¿Las carencias del ordenador en los juegos multijugador probados son suficientes para darle la espalda a la TUF Dash F15? Bueno, esta decisión dependerá del tipo de títulos que disfrutas y qué tan entusiasta eres. Sin embargo, es cierto que esperaríamos un buen rendimiento en todas las facetas de una portátil que puede alcanzar hasta los €2.000 en España y $43,000 en México.

Más allá del gaming

Es posible que, más allá de jugar, también pretendas emplear la portátil durante tu jornada laboral. Por supuesto, el rendimiento igualmente dependerá de las actividades que desempeñes. En aplicaciones de ofimática, edición de imágenes y desarrollo de software, por mencionar solo algunas, estarás sobrado con la TUF Dash F15. Incluso se conectó a un monitor 4K a través del puerto HDMI y nunca le pesó.

Respecto a la batería, su autonomía es excelente en actividades habituales para cualquier usuario. ¿A qué me refiero? A trabajar con aplicaciones ofimáticas, navegando en internet —por medio de Chrome— con una decena de pestañas abiertas, Spotify reproduciendo música en el fondo y, por último, viendo ocasionalmente algunos vídeos en YouTube o series en Netflix. En promedio alcanza las 10 horas, una cifra nada despreciable que igualmente se consigue gracias a las modalidades de consumo de la portátil; una de ellas apaga la gráfica dedicada cuando no se requiere.

Claro, hablar de autonomía mientras jugamos es otro cantar; incluso el sistema te recomienda conectarlo a la corriente eléctrica mientras juegas. De lo contrario, la batería se agotará en un abrir y cerrar de ojos.

Igualmente debes saber que este modelo no integra una cámara web. Quizá no sea una desventaja si piensas adquirir un ordenador única y exclusivamente para jugar. Sin embargo, si deseas compartirlo entre tus actividades laborales y las sesiones de juego, muy probablemente se quedará corto. Más en los tiempos actuales en el que el trabajo y la comunicación remota se han convertido en una parte esencial de la "nueva normalidad".

¿Vale la pena la TUF Dash F15?

La Asus TUF Dash F15 es una opción interesante para los interesados en iniciarse en la gama alta de ordenadores portátiles. Sin embargo, también es cierto que podría quedarse corto para los que buscan un equipo para experiencias competitivas. Otro tema a considerar es que, si bien el rendimiento fue bueno en títulos que ya tienen un par de años entre nosotros, quizá no sea suficiente para los juegos que vendrán en el futuro.

En lo que se refiere a su desempeño en tareas laborales, lo único que podría reprochar es la ausencia de la cámara web, aunque ciertamente este modelo no fue ideado para cumplir con todas las actividades que conlleva el trabajo remoto. Su mayor fuerte es, sin duda, la duración de la batería, que se vuelve un parámetro fundamental cuando necesitamos salir con la portátil. En general, la Asus TUF Dash F15 cumple en la mayoría de rubros, pero antes te animaría a analizar cuáles son tus necesidades o deseos para saber si estarás bien cubierto.