El concepto de televisor ha cambiado por completo. Ha dejado de ser un trasto grande que ocupa una gran superficie en el salón y con unas funcionalidades muy limitadas.

Los nuevos televisores son el centro de ocio y entretenimiento del hogar, junto al teléfono móvil. De hecho, la sincronización y compatibilidad entre ambos dispositivos es casi perfecta. Convertir nuestro televisor en un dispositivo inteligente con el que poder hacer prácticamente de todo, está al alcance de todo el mundo. Y una de las soluciones más populares es conectarle un TV Box.

Conexión a Internet, poder usar todas las plataformas de streaming a las que estemos suscritos o descargarnos y usar aplicaciones móviles son sólo algunas de las cosas que nos permiten hacer.

Echando un vistazo al mercado, existen varios modelos interesantes. Nosotros, en Hipertextual, hemos probado el TV Box de Youin, el You-Box. Aunque lo veremos más en profundidad a continuación, aquí tienes tres factores claves: gran experiencia bajo el paraguas de Android TV, calidad de imagen 4K, o UHD, y un precio bastante asequible. 

Qué encontraremos al comprar el You-Box de Youin

Nada más abrir la caja, encontramos los siguientes componentes:

  • El receptor TV Box.
  • El mando.
  • El cable de alimentación del receptor.
  • Un cable HDMI para conectarlo al televisor.
  • Dos pilas para el mando.
  • Libro de instrucciones.

Conviene hacer hincapié en el propio receptor. Su tamaño es muy reducido, cabe en la palma de la mano, pero cuenta con todo lo que necesitamos para sacar el máximo provecho a nuestro televisor. 

En un lateral vemos dos puertos USB, uno 2.0 y otro 3.0, y la ranura para insertar una tarjeta MicroSD. Al conectarle una unidad de almacenamiento externo, podremos cargar películas, series o fotos y visualizarlo en nuestro televisor. Aunque se puede ampliar hasta los 32GB, el propio dispositivo también tiene una memoria interna de 8GB. 

En la parte posterior vemos, por orden de izquierda a derecha: el puerto de alimentación, el puerto LAN para poder conectarlo por cable a nuestro router y aprovechar al máximo la conexión a Internet, un puerto HDMI, una salida minijack de auriculares, la salida del puerto óptico para los que prefieran conectarlo con cable en vez de HDMI al televisor, y un puerto USB C. También tiene Bluetooth y WiFi, compatibles con las bandas de 2,4 GHz y 5 GHz por lo que la mejor conectividad está asegurada.

Por su lado, el mando también tiene un bonito diseño minimalista y sólo cuenta con, entre otros, los botones tradicionales necesarios de subir y bajar programa y el volumen, el de ajustes, el botón para invocar Google Assistant y un botón dedicado para las principales plataformas de streaming: Netflix, Prime Video o Youtube. Poco más.

Con todos los elementos fuera de la caja, ya sólo tenemos que instalarlo, y es tan sencillo como plug and play. Conectamos la alimentación al receptor y el cable HDMI al puerto de nuestro televisor y encendemos. Cuando lo hayamos hecho, en nuestro mando del televisor deberemos seleccionar la fuente que queremos utilizar en función del puerto. Seleccionamos el puerto al que esté conectado nuestro receptor, y lo encendemos con el mando del You-Box.

Calidad de imagen 4K

Cuando conectemos el You-Box a nuestro televisor, no sólo disfrutaremos de gran contenido, sino también de la calidad de imagen con resolución 4K. En cada escena el propio dispositivo se encarga de escalar la imagen para mejorar el contraste, el color y la claridad. Para ello emplea los códecs H.265/HEVC y 10 bits para reproducir contenido online en la máxima calidad posible.

Facilidad de uso y un completo catálogo de aplicaciones gracias a Android TV

Además de las posibilidades que ofrece, quizá el aspecto más importante del You-Box sea la facilidad de uso y el manejo de la interfaz, todo ello de la mano de Google. Podremos hacerlo moviéndonos por el menú de opciones hasta seleccionar la que queremos o bien usando Google Assistant. Pulsando el botón dedicado, podemos pedirle lo que queremos ver u oir o controlar el resto de dispositivos inteligentes del hogar. 

Si decidimos manejar el menú, aquí es donde entra en juego el sistema operativo diseñado por Google, Android TV, que ofrece una gran experiencia al usuario por su facilidad y respuesta. En este modelo encontramos la versión Android TV 10, pero al igual que el resto de dispositivos de Google, sufre actualizaciones periódicas.

Aunque en el mando hay botones dedicados para Youtube, Amazon Prime Video o Netflix, podremos descargar y usar cualquier aplicación que se encuentre en la tienda de aplicaciones Play Store. Es decir, prácticamente todas. Spotify para usar nuestro televisor como centro de música, HBO o Disney + para series y películas en streaming o DAZN para los amantes a los deportes.

Pero no sólo contenido multimedia. Desde la tienda de aplicaciones también podemos descargar juegos en los que el joystick es el propio mando, o aplicaciones para hacer deporte en casa, algo que se puso mucho de moda durante el confinamiento. 

Conclusión y disponibilidad

El You-Box de Youin es una magnífica elección para dos tipos de personas que desean sacar el máximo partido a su televisor: para los que tienen un televisor antiguo que no es Smart TV y para todas aquellas personas que no se sienten cómodas con el sistema operativo e interfaz que traen muchos televisores de fábrica, como Samsung o LG.

Además, gracias a su reducido tamaño y su diseño elegante, es un buen accesorio que poder situar al lado de nuestro televisor, sin que ocupe mucho espacio. Si a esto le sumamos, además, que Android TV es un sistema operativo pulido, con una grandísima cantidad de aplicaciones compatibles y, además, con calidad 4K, la elección está fuera de duda. 

Por último, y en cuanto al precio, el You-Box de Youin está disponible en los principales retailers y en la página oficial de Youin, por un precio de 69,90 euros. Un precio en la línea con el resto de opciones similares que podemos encontrar.