Tras ser pausado en 2017, Twitter ha decidido reanudar el proceso de solicitud de verificaciones de cuentas. En las próximas semanas, las personas que crean tener un perfil merecedor de dicha insignia, podrán solicitar proactivamente a Twitter que estudie su caso y, en caso de cumplir con los requisitos, obtener la mencionada verificación.

“La insignia azul es uno de los modos con los que ayudamos a las personas a distinguir la autenticidad de las cuentas de gran interés público. Con ello damos a la gente en Twitter más contexto sobre con quién están teniendo conversaciones y pueden determinar si es de confianza, lo que, según nuestros estudios, conduce a conversaciones más saludables e informadas”, ha explicado la compañía.

“Con la solicitud presentada hoy, estamos también introduciendo nuevas directrices para las cuentas verificadas en Twitter. Estas directrices de verificación pretenden fomentar conversaciones saludables para la mejora de la comunidad de Twitter en general. Y siguen la filosofía de predicar con el ejemplo, Twittear a los demás como quieren ser Twitteados y servir a la conversación pública de forma auténtica, respetuosa y con consideración. Como siempre, todas las cuentas, incluidas las cuentas verificadas, deben seguir las Reglas de Twitter. Y, como compartimos previamente, las cuentas verificadas que repetidamente infrinjan las Normas de Twitter están expuestas a que se les retire la insignia azul”, ha continuado.

Cómo funciona el nuevo proceso de verificación de cuentas de Twitter

Para obtener la insignia de verificación, los usuarios deben cumplir dos condiciones principales. La primera de ellas es tener un perfil con toda la información completa: un nombre de usuario, una imagen y una dirección de correo o número de teléfono confirmado. La cuenta, además, debe haber estado activa en los últimos meses y haber respetado las normas de comportamiento internas de la red social.

El otro requisito a cumplir es pertenecer a una de las siguientes categorías de interés y, a su vez, ajustarse a los criterios de elegibilidad definidos por Twitter para cada grupo:

  • Gobierno
  • Empresas, marcas y organizaciones
  • Empresas de noticias y periodistas
  • Entretenimiento
  • Deportes y gaming
  • Activistas, organizadores y otras personas influyentes

Si una persona considera que cumple con los requisitos, puede solicitar la verificación entrando en los ajustes de su cuenta. Una vez enviada la solicitud, la compañía transmitirá al solicitante una resolución a través de correo electrónico. Si la decisión es favorable, la insignia aparecerá automáticamente. Los usuarios podrán solicitar la verificación de su cuenta tantas veces como consideren necesario. Eso sí: solo podrán hacerlo una vez cada 30 días.

En los próximos meses, Twitter planea aumentar el número de grupos admisibles. Entre los mencionados por la compañía se encuentran científicos, académicos y líderes religiosos. La compañía, asimismo, planea anunciar novedades relacionadas con las cuentas automatizadas –especificando que son bots– y las cuentas conmemorativas –aquellas que resultan tras el fallecimiento de alguien–.

En los próximos meses, Twitter también implementará una nueva pestaña “Sobre mi” en la que los usuarios podrán encontrar información relevante sobre cualquier otra persona. Entre los datos que se incluirán en dicha pestaña están los pronombres con los que quieren que las personas se refieran a él o ella, algo que Instagram también ha implementado recientemente.