Google no necesita presentaciones. Es la página más visitada en todo el mundo. Literalmente. Cada mes la visitan más de 92.500 millones de personas. El segundo buscador más popular del mundo, Baidu, tiene 5.600 millones de visitas mensuales. Para hacernos una idea, Google copa el 92% del mercado de buscadores. Y sólo en smartphones, la cifra sube hasta el 95%. Vamos, que si vas a buscar en internet, es muy probable que lo hagas en Google. Así que, ¿por qué no ofrecerte una selección de trucos de Google para buscar mejor lo que necesitas en tu día a día?

No es que no sepas buscar en internet. Hacerlo es hoy en día tan fácil como abrir el navegador web y teclear en la barra de búsqueda. Es más, gracias a los asistentes virtuales como Siri, Alexa o el Asistente de Google, puedes buscar en Google preguntando a tu asistente directamente. Y qué decir de los widgets, que integran Google en la pantalla de tu smartphone.

Pero hay un problema con Google. Es tal la cantidad de páginas indexadas que es fácil encontrar mucho ruido y pocos enlaces relevantes, al menos para ti. O dicho de otra manera, que tal vez busques algo en particular pero los resultados tengan que ver con un tema similar pero no el que tú quieres.

Un ejemplo simple. Si buscas "perro" en Google, verás resultados relacionados con estos animales. Pero hay muchas cosas que puedas querer sobre un perro. ¿Quieres saber qué pueden comer y qué no? ¿Te interesa averiguar dónde adquirir un perro? ¿O simplemente buscas vídeos graciosos de perros?

Trucos de Google que deberías memorizar

Hay una serie de trucos de Google que todos debemos tener en mente antes de buscar en internet. Son muy fáciles de memorizar y, a cambio, encontrarás todo cuanto buscas de una manera más concreta y acorde al contexto de lo que andas buscando.

Básicamente se trata de filtrar los resultados de Google y mostrar solamente aquellos que necesita ver. Por ejemplo, si añades comillas a una palabra o frase, acotarás la búsqueda a esa palabra o frase entrecomilladas.

Si añades guiones delante de las palabras, las excluyes de la búsqueda. Es decir, que puedes buscar perros -comida y así excluir todo lo que tenga que ver con comida y perros. Si utilizas una barra vertical para separar términos de búsqueda, se buscarán sitios web con uno o todos los términos. Por ejemplo, perros | gatos para encontrar lo que sea con unos u otros. Y si pones dos puntos entre dos números, los resultados se mostrarán dentro de esos rangos.

Ejemplos de Google:

  • Añadir comillas: “El edificio más alto”
  • Usar guiones: velocidad jaguar -coche
  • Añadir barra vertical: maratón | carrera
  • Colocar dos puntos entre dos números: cámara $50..$100

Pero hay muchos más trucos de Google para buscar en internet. Por ejemplo, para buscar solamente en un sitio web, prueba con el ejemplo iPhone site:hipertextual.com y buscarás solamente dentro de esa web. Si buscas en redes sociales, indica la red social con una arroba. Por ejemplo, perros @twitter.

Otra posibilidad es hacer preguntas para obtener respuestas rápidas. Si buscas tiempo Barcelona obtendrás la predicción meteorológica de Barcelona. En caso de buscar define cacatúa, obtendrás una definición de este peculiar animal. Si indicas una operación matemática, Google te la resolverá. También convierte unidades si escribes algo como 3 dólares a euros.

Y qué decir de las búsquedas de deportes o profesionales del cine o la música. Obtendrás resultados, eventos y demás datos de interés con información relacionada para que lo sepas todo de lo que buscas.

Errores habituales a evitar al buscar en internet

Según Daniel Russell, investigador científico senior de Google, los usuarios de este buscador cometemos algunos errores frecuentes al buscar algo en internet. Por suerte, podemos evitarlos y así mejorar nuestras búsquedas con sencillos trucos de Google.

Primer error: realizar solo una búsqueda. Hay que tener mucha suerte para que en la primera búsqueda encuentres exactamente lo que buscabas. Normalmente, se recomienda hacer dos o más búsquedas empleando palabras similares o cambiándolas. Así afinarás mejor la puntería y obtendrás resultados más elaborados.

Otro gran error consiste en tratar las fuentes por igual. O dicho de otra manera, conviene comprobar la credibilidad de las fuentes. Según qué buscas, hay fuentes más serias y otras menos fiables para obtener un dato o una información concreta. Google indexa todo tipo de contenido, y el problema es que no todo tiene la misma fiabilidad o credibilidad. Para ayudarnos en esta labor, Google va a implementar una opción para conocer más sobre la fuente empleada, su reputación, fuentes relacionadas…

¿Qué quieres buscar exactamente? Al buscar en internet, necesitas elegir las palabras correctas para obtener los resultados adecuados. A veces, pensamos que lo primero que pasa por nuestra mente sirve. Pero conviene pensar un momento y plantearte con qué palabras explicarías a un desconocido lo que quieres encontrar. Puedes probar con distintas combinaciones de palabras y realizar búsquedas en distintas pestañas. Así luego compararemos los resultados en busca del más adecuado.

Otro de los trucos de Google para buscar en internet como un profesional es partir de la base de que Google ya no es solamente un buscador con palabras. Hoy en día puedes buscar a partir de una imagen o realizar búsquedas especializadas como vídeos, productos a la venta, direcciones y lugares geográficos en un mapa y un largo etcétera. Incluso encontrar tu iPhone perdido. No es lo mismo buscar un restaurante, para lo que es mejor usar Google Maps, que buscar la definición de una palabra o aprender cómo se cambia la persiana de una ventana. En este caso, en YouTube encontrarás la solución.

Última recomendación de Google: recurre a las palabras sugeridas aunque no las conozcas. Es decir, si haces una búsqueda y en los resultados Google te sugiere añadir a la búsqueda alguna palabra, aprovéchalo. Tal vez la búsqueda sea más precisa en el segundo o tercer intento gracias a esa sugerencia.

Buscar en internet no es una ciencia exacta. Normalmente es algo que nos ocupa unos segundos, pero si quieres encontrar el resultado perfecto, tal vez tengas que perfeccionar tu técnica y emplear algunos de los trucos de Google que hemos visto más arriba. Y es que aunque en Google está prácticamente todo, te será de poca utilidad si no logras encontrarlo.