Si hay una cosa que ha dejado clara la pandemia causada por la covid-19 es que necesitamos tener los mejores equipos (monitores, sillas, ratones, teclados...) para poder trabajar desde cualquier parte. Con la implantación del teletrabajo, necesitamos tener en casa las mismas herramientas que nos ayuden a ser igual de productivos que en el puesto de trabajo

Sin embargo, no todo el mundo puede montar una oficina completa en su casa, y optimizar el espacio y los recursos se vuelven un factor clave. Echando un vistazo al mercado, la herramienta más utilizada casi desde su creación, es el el ordenador portátil. Sin embargo, en muchas ocasiones, su rendimiento queda un poco limitado y hay que conectarle una serie de periféricos que nos ayuden a mejorarlo. Pero claro, esto choca directamente con lo de optimizar espacio y recursos.

Desde hace unos años, hay una figura que ha ido ganando peso como una de las mejores herramientas para la productividad, los All in One, y ahora han llegado al mundo de los monitores.  Aglutinan en un único producto una pantalla táctil, compatible con un lápiz de altas prestaciones con las que poder escribir, tomar notas o incluso dibujar y que, además, cuenta con una cámara y un equipo de sonido a la altura de los mejores del mercado. El resultado es el mejor aliado para mejorar nuestra productividad, en casa o en el trabajo. 

Gracias a sus 1.024 puntos de presión, el lápiz táctil es la mejor herramienta para diseñadores en programas como AutoCAD o Photoshop.

Así es el monitor Flex de Newline. Un monitor cuyo nombre hace referencia a dos de sus características más importantes: por un lado, la flexibilidad de ajustarse a las necesidades que tienen cada persona y, por otro, a la posibilidad de elegir la postura y el grado de inclinación que necesitamos para poder trabajar mejor. Vamos a verlo en detalle. 

Una pantalla táctil con una increíble precisión y tiempo de respuesta

Lo primero que tenemos que hacer es conectar nuestro equipo al monitor Flex. Es un proceso tan sencillo como Plug and Play, a través de cualquiera de sus puertos. En concreto, cuenta con las siguientes salidas: un puerto USB-C, un puerto HDMI 2.0, un puerto USB-A 3.0, un puerto USB-B 3.0 y dos salidas de Jack de 3,5 mm, una de entrada y otra de salida de audio. 

Una vez conectado, podemos olvidarnos casi de él por completo y empezar a trabajar directamente sobre la pantalla de 27 pulgadas con una resolución 4K. Utilizando el lápiz capacitivo de baja latencia que incluye podremos utilizar nuestro monitor como un cuaderno de anotaciones o, incluso, como un documento en blanco sobre el que poder dibujar. Esta función es práctica para todo el mundo, pero mucho más para todas aquellas que utilizan habitualmente programas de dibujo o diseño.

El lápiz táctil responde con precisión, y utilizarlo sobre una pantalla así es una experiencia suave y fluida. Esto se debe, principalmente, a sus 1024 puntos de presión que permite al usuario incluso utilizarlo para programas de diseño. Cabe también mencionar que no se trata de un lápiz con conectividad Bluetooth y que sólo se sincroniza con el monitor Flex, no con el equipo que conectes, lo que simplifica mucho su uso al no tener que emparejarlos constantemente. 

El propio lápiz también cuenta con dos botones físicos con los que invocar funciones como cambiar rápidamente al borrador o desplegar el menú de opciones que tenemos en el botón derecho de un ratón convencional. 

Cuando hayamos acabado y no lo necesitemos más, y para no perderlo, sólo tendremos que acercarlo al marco del monitor y, gracias a su imán, se queda adherido de una manera firme

Un nuevo nivel en las videoconferencias

Con el aumento del teletrabajo, las aplicaciones para realizar videoconferencias son las más descargadas. Las reuniones físicas, tanto profesionales como entre familiares y amigos, han dado paso a meetings virtuales. En este sentido, la gran mayoría agradecemos poder disfrutar de una buena calidad de imagen y sonido en las personas con las que hablamos. Todos tenemos en mente esa imagen borrosa y ese sonido sucio y metálico de dispositivos de baja gama.

Flex es compatible con la mayoría de equipos, ya sean ordenadores Windows o Mac o incluso smartphones. Sólo hay que conectarlo y empezar a usarlo.

El monitor Flex de Newline soluciona eso porque está equipado con una cámara extraíble con resolución 4K que no sólo ofrece la mejor calidad de imagen, sino que también nos reconoce para poder desbloquear funciones de acceso. Además, en caso de que estemos moviéndonos, por ejemplo mientras hacemos una presentación, gracias a su ángulo de visión de 120º estaremos siempre dentro de plano.

En cuanto a sonido, Flex incorpora un sistema de altavoces de 20W 2.1 con Subwoofer, para escuchar de manera más nítida incluso los sonidos más graves. En el apartado del micrófono, también nos escucharán de manera más clara gracias a sus ocho micros y su sistema de cancelación de ruido. Las videoconferencias, a partir de ahora, serán igual que si se realizasen de manera presencial. 

Un All in One compatible con la mayoría de los equipos

Quizá una de tus dudas sobre el monitor Flex es ¿será compatible con mi equipo? La respuesta es que es compatible con la mayoría de dispositivos. Por ejemplo ordenadores Mac donde, si utilizamos programas como AutoCAD o Photoshop, también podemos utilizar el lápiz táctil. 

Pero no sólo con ordenadores, ¿qué pasa con los smartphones? Bien, con los teléfonos móviles que tenemos hoy en día en el mercado, cada vez más potentes y completos, muchas personas quieren conectarle un monitor u otro periférico para sacarle más partido. El monitor Flex también se puede conectar a un smartphone con un cable USB-C.

Por último, el monitor Flex de Newline también es compatible con otros periféricos como ratones o teclados. Y se puede hacer de dos maneras, conectándolos usando los puertos USB del monitor o bien conectarlos a nuestro ordenador. El reconocimiento es automático y se puede utilizar sin ningún problema. 

En resumen, si estás buscando montarte un setup que te ayude a mejorar en tu trabajo, la elección del monitor es clave. No debes mirar únicamente el tamaño o la calidad de imagen, como se hacía antes. Tras leer este artículo, quizá tu concepto de monitor haya cambiado y ahora seas más consciente de lo que puede ofrecer un monitor como Flex de Newline. Si quieres más información sobre este y otros productos, te recomendamos que visites su web