Hyundai ha tomado la decisión de recortar la inversión en el desarrollo de nuevos vehículos de combustión para liberar recursos y dedicarlos a su línea de coches eléctricos. El movimiento financiero resultaría en una reducción del 50% en modelos con motor de gasolina o diésel.

El reporte publicado por Reuters asegura que la división de investigación y desarrollo de Hyundai se enfocará a motores eléctricos, diseño y mejora de baterías y celdas de combustible. Según personas cercanas a la empresa, la decisión se tomó el pasado marzo.

Según comunicado oficial de Hyundai, la compañía está enfocada en incrementar la oferta de vehículos eléctricos en mercados clave como Estados Unidos, Europa y China. El objetivo es conseguir la electrificación total en 2040.

Es especialmente relevante que, según el reporte de Reuters, Hyundai no volverá a desarrollar trenes motrices para vehículos de combustión, siguiendo los pasos del grupo PSA (Peugeot, Citroën, Opel).

Hyundai quiere vender un millón de vehículos eléctricos por año a partir de 2025

Hyundai, que también aglomera las marcas de KIA y Genesis, pretende llegar a la meta de vender un millón de vehículos eléctricos por año a partir de 2025. Además quieren conseguir el 10% de la cuota de mercado global.

Recientemente presentaron el Hyundai IONIQ 5, el primer vehículo 100% eléctrico concebido como tal, y no una adaptación de uno de los modelos con motor de combustión interna. Para ello desarrollaron una nueva plataforma, llamada E-GMP, con algunas tecnologías interesantes. Sobre todo el V2L o Vehicle-to-Load, que permite usar la energía almacenada en la batería para recargar otros coches eléctricos, e incluso una casa.

El KIA EV6 también usa la plataforma E-GMP y comparte algunas de las tencnologías y características del IONIQ 5, con un diseño distinto. Ambos vehículos representan una nueva fase en el diseño de coches 100% eléctricos para ambas marcas.