La marca de teléfonos inteligentes Honor parece estar un paso más cerca de dejar atrás las sanciones que el gobierno estadounidense impuso a su antigua compañía matriz, Huawei. Ahora, bajo la órbita de Shenzhen Zhixin New Information Technology Co., Ltd., ha confirmado que sus próximos dispositivos contarán con chips Qualcomm y volverán a tener los servicios de Google.

El pasado viernes, el CEO de Honor, George Zhao, dijo en la Qualcomm China Tech Day, que logró pactar con Qualcomm para que sus próximos teléfonos lleven sus chips. No obstante, el ejecutivo remarcó que la compañía de San Diego, California, llevó a cabo un "estricto y exhaustivo" proceso de certificación antes de llegar al acuerdo.

Hasta el momento no hay mucha información sobre el próximo teléfono de Honor, pero se sabe que la compañía china está trabajando en su serie Honor 50. Precisamente esta sería la encargada de estrenar los nuevos Snapdragon 778G recientemente presentados. Se trata de chips de 6 nm con módem 5G integrado que buscan brindar una experiencia gaming en la gama media.

Pero esto no es todo, Zhao también dijo que Honor está trabajando en un 'buque insignia' que también llevará un chip de Qualcomm. En este punto tampoco brindó detalles, pero al tratarse de un gama alta, todo parece indicar que el SoC elegido será el Snapdragon 888+.

Los servicios de Google volverán a los teléfonos Honor

Además, según indica Gizmochina, Honor confirmó a través de su cuenta de Twitter de Alemania que sus próximos teléfonos contarán con servicios de Google. Una usuaria preguntó en un tuit sobre la serie Honor 50 y la compañía reaccionó con un discreto: "Sí, podemos confirmarlo. Pero, pss, debería ser otra sorpresa".

NickNyan también consultó en otro hilo si los dispositivos anteriores también se beneficiarán con los servicios de Google. En este caso, la respuesta de Honor fue tajantemente negativa: "Lamentablemente no. Lo sentimos". Curiosamente, la primera respuesta ha sido eliminada, mientras que la segunda aún se puede ver.

En el pasado, Huawei tenía algunos de los teléfonos más populares de la industria y era uno de los fabricantes más importantes de China. Sin embargo, tras las sanciones comerciales de los Estados Unidos, sus ventas disminuyeron agresivamente. Ante esta complicada situación, la compñaía de Shenzhen decidió vender su submarca Honor, con el objetivo de "garantizar su supervivencia".

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.