Google da un paso al frente para la construcción de "un ordenador cuántico útil y con corrección de errores". Su intención es lograrlo dentro de la actual década, y por ello dio a conocer su nuevo campus de inteligencia artificial cuántica.

El mismo está emplazado en Santa Barbara, California, y cuenta con una infraestructura envidiable. El recinto incluye el primer centro de datos cuántico, laboratorios de investigación de hardware cuántico, e instalaciones para fabricar chips de procesador cuántico.

Google asegura que en este nuevo campus de IA cuántica se acelerarán las soluciones para algunos de los problemas más urgentes del mundo. La firma apuesta a la computación cuántica para abordar temas como la generación de energías renovables y la reducción de emisiones, entre muchos otros.

Para construir mejores baterías (para aligerar la carga en la red eléctrica), o crear fertilizantes para alimentar al mundo sin crear el 2% de las emisiones globales de carbono (como lo hace hoy la fijación de nitrógeno), o producir medicamentos más específicos (para detener la próxima pandemia antes de que comience), necesitamos comprender y diseñar mejor las moléculas. Eso significa simular la naturaleza con precisión.

Pero no es posible simular moléculas correctamente con ordenadores clásicos. A medida que llegan a moléculas de tamaño modesto, rápidamente se quedan sin recursos informáticos. La naturaleza es mecánica cuántica: los enlaces e interacciones entre los átomos se comportan de forma probabilística, con una dinámica más rica que agota la lógica informática clásica simple.

Google

Computación cuántica y el salto definitivo para Google

Un criostato del campus de IA cuántica de Google | Crédito: Google

Google anunció que construirá un millón de bits cuánticos físicos, conocidos también como "cúbits". La compañía californiana aspira a utilizarlos en un ordenador cuántico con corrección de errores, un dispositivo que tendrá el tamaño de una habitación. Significaría un salto importantísimo en comparación con los equipos existentes en la actualidad, que no llegan a 100 "cúbits".

Con una computadora cuántica con corrección de errores, simularemos cómo se comportan e interactúan las moléculas, de modo que podamos probar e inventar nuevos procesos químicos y materiales antes de invertir en costosos prototipos. Estas capacidades informáticas ayudarán a acelerar el descubrimiento de mejores baterías, fertilizantes energéticamente eficientes y medicamentos específicos, así como nuevas arquitecturas de inteligencia artificial, optimización mejorada, y más.

Google

En sus nuevas instalaciones de Santa Barbara, California, Google promete dar el salto definitivo hacia la computación cuántica. El camino que debe afrontar no es sencillo, pero la firma asegura que está conformando "un equipo maravilloso" para inventar el futuro de la informática.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.