La captura de pantalla es posiblemente una de las funciones más clásicas en informática junto a la función de copiar y pegar o a la posibilidad de guardar un documento mientras lo estás escribiendo. Tan antigua es la captura de pantalla que en los teclados todavía encontramos una tecla específica para dicha función. Pero hay muchas maneras de hacer una captura de pantalla en Windows 10. Y recuerda que también en macOS.

Para empezar, incluso hay aplicaciones especializadas en hacer capturas de pantalla, editarlas, aderezarlas con elementos gráficos y, finalmente, guardarlas o compartirlas en redes sociales o donde quieras. Las hay gratuitas o de pago, más simples y más complejas.

Pero en este artículo vamos a ir a lo básico. Porque si algo es sencillo, mejor. Veamos tres maneras de hacer una captura de pantalla en Windows 10 gracias a las herramientas que ya trae consigo el propio sistema operativo. No necesitarás instalar nada más y obtendrás capturas de pantalla al instante.

Método 1: La tecla Impr Pant

Decíamos que los teclados actuales incluyen una tecla llamada Impr Pant. Su función es precisamente hacer una captura de pantalla. Sólo tienes que pulsarla una vez y hará la captura correspondiente. Así de simple.

Esta es la opción más minimalista posible. Lo malo es que aunque se genera una captura de pantalla, esta permanecerá en el Portapapeles de Windows hasta que copies o cortes algo nuevo. De manera que si quieres guardar la captura de pantalla en Windows 10 tendrás que hacerlo a mano.

Lo bueno es que puedes pegar la captura de pantalla en cualquier programa de Windows, ya sea una imagen en blanco o un documento de texto ya creado donde quieras integrar una imagen.

Windows 10 permite darle más vida a la tecla Impr Pant. Desde Inicio > Configuración > Accesibilidad > Teclado puedes hacer que al pulsar la tecla Impr Pant se realice una captura de pantalla y/o que se abra la barra de recortes de Windows.

Método 2: La tecla Impr Pant + Windows

Si pulsas la tecla Impr Pant de tu teclado junto a la tecla Windows, lograrás hacer una captura de pantalla en Windows 10 que se guardará automáticamente. Encontrarás las capturas de pantalla dentro de la carpeta Imágenes de tu carpeta de usuario. Es decir, que si vas a Bibliotecas < Imágenes > Capturas de pantalla encontrarás las capturas hechas con este atajo de teclado.

Cada vez que pulses tecla Windows + Impr Pant harás una captura completa, de toda la pantalla. Y, por defecto, las capturas se guardan en formato imagen PNG, el ideal para este tipo de imágenes.

Gracias a este método puedes hacer las capturas que quieras en cuestión de segundos sin que debas preocuparte por ellas. Cuando termines, bastará con ir a la carpeta correspondiente para comprobar si necesitas eliminar algunas de esas capturas, copiarlas, compartirlas o editarlas con otra aplicación.

Método 3: La app Recortes de Windows 10

No hay dos sin tres. El tercer método para hacer una captura de pantalla en Windows 10 consiste en acudir a la herramienta Recortes, una de las que hay por defecto en Windows 10 y que permite hacer capturas personalizadas.

Encontrarás la aplicación Recortes junto a las demás herramientas del menú Inicio. También desde el buscador de Windows 10 o pulsando las teclas Windows + Mayúsculas + S.

Entre sus ventajas, destaca la posibilidad de hacer una captura con forma rectangular, de forma libre o a pantalla completa. También es posible hacer una captura donde aparezca solamente la ventana o cuadro de diálogo que hayas seleccionado. Todas estas opciones están en el menú desplegable Modo de la app Recortes.

También puedes hacer una captura de pantalla en Windows 10 con un margen de unos segundos. Para ello tendrás que pulsar en Aplazar.

Una vez realizada la captura, podrás editarla escribiendo encima empleando las herramientas disponibles. Y, al terminar, podrás guardarla o compartirla. También puedes editarla con otras aplicaciones de imagen o retoque fotográfico.

Para terminar, cuando abras Recortes tendrás a tu disposición varios atajos de teclado. Con ALT + M eliges un modo de recorte. Con ALT + N se crea una nueva captura. Y para guardarla, CTRL + S.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.