La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha explicado que también hay una posible relación entre trombos y la vacuna de Janssen. No obstante, ha insistido en que la vacuna de una sola dosis de Janssen contra el coronavirus es segura. «Los beneficios superan los riesgos», ha vuelto a señalar la EMA en un nuevo comunicado de prensa emitido este marte. «La vacuna juega un papel muy importante en la lucha contra la COVID-19», ha explicado Emer Cooke, directora de la EMA.

Hace unas semanas la EMA indicó que había visto una posible relación entre la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca y varios casos de trombosis. Sin embargo, señalaron en varias ocasiones de que se trataba de un «efecto secundario muy raro». De manera similar actuaría la vacuna de Janssen, que también causaría una trombocitopenia, es decir, un déficit de plaquetas.

Ahora, la EMA vuelve a recomendar el uso de la vacuna de Janssen contra la COVID-19, aunque señalan que se añadirá a la información de la vacuna «una advertencia sobre coágulos sanguíneos inusuales con bajo nivel de plaquetas»; como ya se hizo con la de AstraZeneca. Estos eventos figurarán «como efectos secundarios muy raros de la vacuna», añaden desde la institución.

Trombos, efecto secundario «muy raro»

«Cuando las vacunas se implementan en un gran número de personas, pueden ocurrir eventos muy raros que no fueron identificados en los ensayos clínicos. El papel de la EMA es detectar y analizar estos riesgos y su impacto en el perfil beneficio/riesgo de la vacuna», explica Cooke. «La vacuna de Janssen contra el coronavirus ha demostrado en ensayos clínicos que es muy eficaz en la prevención de infecciones causadas por el SARS-CoV-2», ha comentado Sabine Straus, presidenta del Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia.

Las conclusiones vienen tras el análisis de ocho informes de Estados Unidos. Allí se han inmunizado hasta el pasado 13 de abril 7 millones de personas con la vacuna de Janssen y ha habido ocho casos de trombos graves asociados a niveles bajos de plaquetas, aunque solo uno de ellos tuvo como consecuencia el fallecimiento de la persona vacunada. Esto refuerza el hecho de que se trata de un efecto secundario «muy raro» de la esta vacuna contra la COVID-19; la primera de una sola dosis en el mundo.

En Estados Unidos se han vacunado ya 7 millones de personas con la vacuna de Janssen y solo ha habido 8 casos de este efecto secundario, lo que refuerza que es un evento «muy raro»

¿Por qué ocurre la trombosis? La EMA tiene una primera explicación tras analizar los diferentes casos, tanto de Janssen como de AstraZeneca. «Una explicación plausible para la combinación de coágulos de sangre y plaquetas bajas es una respuesta inmune, que conduce a una condición similar a la que se ve a veces en pacientes tratados con heparina», indican en el comunicado. Esta respuesta se llama trombocitopenia inducida por heparina (HIT).

¿Vacunado con Janssen o AstraZeneca?

Foto por CDC en Unsplash

Para las personas que ya se vacunen con AstraZeneca o Janssen, la agencia indica que es importante que tanto el personal sanitario como los inmunizados sean conscientes «de los riesgos y estén atentos a los posibles signos o síntomas que generalmente ocurren en las primeras dos semanas después de la vacunación«, ha señalado Straus.

Para poder saber cuándo acudir a un especialista, Straus ha explicado que tras la vacunación se debe estar atento a síntomas como dificultad para respirar, dolor en el pecho; hinchazón de las piernas, dolor abdominal persistente; síntomas neurológicos, como dolores de cabeza intensos y persistentes o visión borrosa. También si aparecen «pequeñas manchas de sangre bajo la piel más allá del lugar de la inyección», indica el comunicado.

En el caso de que alguien vacunado presente estos síntomas, es muy importante pedir asistencia sanitaria. Ya que si se hace a tiempo, «los profesionales sanitarios pueden ayudar a los afectados en su recuperación y evitar complicaciones«, señala la EMA.

La decisión final de si vacunar o no con Janssen está en manos de cada gobierno de la Unión Europea

No obstante, la decisión final de vacunar a la población con la vacuna de Janssen o no está en manos de cada gobierno de la Unión Europea. La EMA insiste en que los beneficios son mayores que los riesgos al vacunarse tanto con la inyección de Janssen como con la de AstraZeneca.

La vacuna de Janssen todavía no se ha usado en la Unión Europea y, cuando llegue, supondrá un empujón a la vacunación; sobre todo para las personas más mayores. Los personas de entre 60 y 79 años son las que se están vacunando en estos momentos. Ya que una sola dosis ayudaría a que la inmunización individual y la ansiada inmunidad de grupo se aceleren mientras otras vacunas llegan.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.