Google Chrome es el navegador web más popular. Gracias a su popularidad en escritorio y a ser el navegador por defecto de Android, Chrome es un navegador de referencia para millones de internautas de todo el mundo. Es más, algunos de los navegadores más recientes están basados en su propio código. Es el caso de Microsoft Edge, Brave, Torch o Vivaldi. Por eso te proponemos una selección de trucos para Google Chrome.

En concreto, hemos reunido trucos para Google Chrome enfocados en la privacidad, uno de los aspectos más controvertidos del navegador de Google. ¿Es posible usar este navegador y proteger tu privacidad a la vez? Los derivados de Chrome son un ejemplo de ello. Pero no hace falta ir tan lejos, puedes cambiar la configuración de Google Chrome y salvaguardar tu privacidad.

La configuración de privacidad oficial

Google Chrome ofrece opciones de privacidad en su propia configuración. Y es que en este navegador se mezclan características interesantes con cierta relajación de las medidas de protección de nuestra privacidad. Por ejemplo, “cuando visitas una página web, Chrome puede utilizar un servicio web para cargar páginas automáticamente según los enlaces de la página”.

Desde Más > Configuración encontraremos varios apartados donde desactivar ciertas funciones de Google Chrome. Pueden resultar útiles. Pero si buscas proteger tu privacidad, mejor prescindir de ellas.

En Configuración del sitio web puedes eliminar los datos de tu actividad. Historial, cookies, contraseñas… Basta con pulsar en Borrar datos de navegación. Eso a posteriori. Pero si quieres anticiparte, puedes tomar ciertas medidas. En Cookies y otros datos de sitios web puedes decidir cómo se comportará Chrome.

Hay más trucos para Google Chrome que deberías aplicar para proteger tu privacidad. Por ejemplo, desactivar estas funciones. Búscalas en el buscador de Configuración de Chrome.

  • Cargar páginas previamente para que la navegación y las búsquedas sean más rápidas.
  • Permite a los sitios comprobar si tienes métodos de pago guardados.
  • Ayudar a mejorar la seguridad de todos los usuarios en la Web.
  • Navegación Segura. Hay tres opciones, Protección estándar, Protección mejorada y sin protección. La mejorada, en teoría, es buena para tu seguridad, pero mala para tu privacidad, ya que envía datos a Google.
  • Avisar si tus contraseñas se ven expuestas en una quiebra de seguridad de datos. Para hacerlo, envía datos a Google.

Y al revés, activa estas funciones. Las encontrarás en el buscador de Configuración de Chrome.

  • Enviar una solicitud de no seguimiento con tu tráfico de navegación.

La sincronización de datos

Es una de las características más prometedoras de Google Chrome: tener la misma información, configuración y demás datos en todas las versiones de Chrome que tengas en tu ordenador, tablet, smartphone, etc. Sin embargo, esa información se almacena en los servidores de Google. Así que es inevitable hablar de la sincronización si mencionamos trucos para Google Chrome centrados en tu privacidad.

Todos los expertos en seguridad se ponen de acuerdo: si quieres proteger tu privacidad, desactiva la sincronización de Google Chrome. Puedes hacerlo en Configuración > Google y tú. Si has iniciado sesión con tus credenciales de Google, puede que esté activada la sincronización. Puedes pausarla y también desactivarla.

Si quieres ser más selectivo, puedes entrar en Sincronización y servicios de Google y desmarcar todas las opciones que hay ahí relacionadas con sincronizar datos de navegación, búsquedas, envío de estadísticas de uso a Google y un largo etcétera del que no sabemos todo lo que deberíamos.

No guardes direcciones, métodos de pago ni contraseñas

En Configuración > Autocompletar nos encontramos con tres elementos que Google Chrome puede guardar por ti pero que deberíamos obviar para proteger nuestra privacidad. Me refiero a las contraseñas, los métodos de pago y las direcciones.

Chrome puede guardar contraseñas y métodos de pago. Resulta útil para iniciar sesión automáticamente y para comprar online. Pero esa información puede caer en malas manos. Lo mismo ocurre con las direcciones. Ahí almacenamos datos que hemos rellenado en formularios previamente. No deberíamos guardar esa información.

Permisos de Google Chrome

Al igual que ocurre en Android o iPhone, hay unos permisos que permiten a aplicaciones y juegos acceder a ciertos elementos de tu smartphone: cámara, micrófono, ubicación… En Google Chrome ocurre igual. Entre los trucos para Google Chrome sobre privacidad más útiles, conviene fijarse en los permisos.

Por defecto, Google Chrome te preguntará cada vez que un sitio web pide permiso. A partir de ahí, podemos darle permiso o no. Con el tiempo, se irán creando listas de páginas web permitidas y otras bloqueadas. De ti depende confiar o no en un sitio web y darle determinada información.

El buscador oficial

Otro aspecto a tener en cuenta. Si quieres seguir usando Google Chrome pero protegiendo tu privacidad, tal vez quieras prescindir de su buscador oficial: Google. Chrome te permite cambiar de buscador e incluso usar varios, gracias a los atajos.

Desde Configuración > Buscador puedes elegir uno por defecto, añadir o quitar buscadores, etc. Por defecto está Google, pero hay buscadores más respetuosos con tu privacidad como DuckDuckGo o Ecosia.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.