MLB The Show es una franquicia de videojuegos de béisbol cuya popularidad se concentra únicamente en Estados Unidos. Sin embargo, MLB The Show 21, la entrega que verá la luz el próximo 20 de abril, sorpresivamente atrajo los reflectores de toda la industria en días recientes. Y no es para menos, pues estamos hablando de un título desarrollado por PlayStation que también estará disponible —de lanzamiento— en Xbox Game Pass. ¿Cómo llegamos a esta extraña situación?

Logo de PlayStation Studios en un trailer de Xbox

Vayamos en orden. El primer título de la franquicia, MLB 06: The Show, debutó en la PlayStation 2 y PSP a principios de 2006. Desde aquel entonces, durante 15 largos años, ninguna entrega de MLB The Show estuvo disponible más allá de las consolas de Sony, hasta ahora. Si bien la historia de los videojuegos no es ajena a la pérdida de exclusivas en distintos bandos, lo que no es habitual es perder la exclusividad de un juego que sigues desarrollando.

Tanto MLB The Show 21 como las entregas que le preceden fueron desarrolladas por San Diego Studio, uno de los múltiples estudios first party de PlayStation. De hecho, en el tráiler dirigido a la plataforma de Microsoft se puede observar el logo de PlayStation Studios tras el de Xbox y Game Pass. Sí, es una situación insólita para los tiempos que corren. No obstante, la verdadera polémica reside en una distribución multiplataforma desigual.

Mientras los jugadores de PlayStation deberán desembolsar el precio completo por MLB The Show 21, en Xbox solo basta con ser suscriptor de Xbox Game Pass para disfrutarlo desde el primer día. Si tomamos en cuenta que los títulos exclusivos de PS5 ahora cuestan 70 dólares/80 euros, es evidente que los aficionados al béisbol se inclinarán por la propuesta de Microsoft. Los de Redmond hicieron un auténtico home run porque su oferta es ideal e insuperable, no hay ninguna duda.

Por supuesto, una parte de la comunidad de PlayStation —los que juegan MLB The Show— están expresando su descontento ante la situación. Y sus razones están totalmente justificadas, pues ahora están en una posición de desventaja a pesar de que el juego "pertenece" a PlayStation. Sin embargo, ese último pensamiento está un tanto alejado de la realidad. A decir verdad, no fue decisión de Sony que MLB The Show 21 terminara en el servicio de su principal competidor.

Una decisión de la MLB, no de PlayStation

Es importante aclarar que PlayStation no controlaba totalmente la distribución de MLB The Show 21. Asimismo, la franquicia pertenece a la Major League Baseball (MLB), la liga profesional de béisbol de Estados Unidos, que este año decidió expandir su juego hacia otras plataformas por primera vez. Son ellos quienes publicarán el título en Xbox, no Sony Interactive Entertainment. El objetivo, como seguramente ya lo estás intuyendo, es incrementar los ingresos. Después de todo, esto forma parte de un negocio; nos guste o no.

La propia Sony ha tenido que salir a dar una declaración sobre lo sucedido. "Como parte del objetivo del juego para este año, la MLB decidió llevar la franquicia a más jugadores y fanáticos del béisbol. Esta decisión brinda una oportunidad única para establecer aún más a MLB The Show como la principal marca de videojuegos de béisbol". Así lo explicó un representante de PlayStation a Inverse. Para ser sinceros, ya era bastante extraño que un juego de deportes fuera exclusivo de una sola plataforma.

Sony no piensa replicar a Xbox Game Pass

Jim Ryan, CEO de Sony Interactive Entertainment, explicó en septiembre de 2020 que las suscripciones como Xbox Game Pass no eran rentables para PlayStation: "Queremos hacer que los juegos sean más grandes y mejores. Y con suerte, en algún momento, más persistentes. Así que ponerlos en un modelo de suscripción desde el primer día no tiene ningún sentido para nosotros. Para otros en una situación diferente, podría tener sentido, pero para nosotros no. Queremos expandir y hacer crecer nuestro ecosistema existente, y poner nuevos juegos en un modelo de suscripción simplemente no encaja con eso". Más tarde, en noviembre, abrió la puerta a competir directamente contra la suscripción de Microsoft.

Independiente de cuál sea la respuesta de PlayStation en el futuro, el problema es que ahora no tienen margen de maniobra para poder competir con un servicio que ofrecerá el mismo juego de lanzamiento. Aunque claro, al tratarse de un título de nicho y de popularidad limitada, seguro el tema acabará sepultado como una historia meramente anecdótica. Sin embargo, no deja de ser una situación curiosa que expone cómo la industria de los videojuegos puede dar giros inesperados cuando se trata de llenar las arcas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.