Google ha anunciado la llegada a España del Nest Hub de segunda generación. Este nuevo altavoz inteligente, presentado en Estados Unidos hace menos de un mes, presenta varias mejoras respecto al modelo original, siendo la más destacada la inclusión de un radar Soli que permite, entre otras cosas, medir lo bien que dormimos por las noches.

El Nest Hub de segunda generación estará a la venta en España a partir del 4 de mayo. Su precio será 99,99 euros y se podrá adquirir en un amplio abanico de distribuidores, entre los que se incluye la Google Store, Orange, Media Markt, El Corte Inglés, FNAC y Carrefour.

En paralelo, Google también ha decidido lanzar este altavoz inteligente con pantalla en otros mercados europeos. Entre ellos se incluye Austria, Bélgica, Dinamarca, Italia, Irlanda, Países Bajos, Noruega, España, Suecia y Suiza.

¿Qué es el Nest Hub?

El Nest Hub de segunda generación es un altavoz inteligente con pantalla táctil que forma parte del ecosistema de productos para el hogar de Google. El principal método de interacción con el mismo es Google Assistant –también conocido como Asistente de Google–. Este permite obtener información o ejecutar ciertas acciones –como apagar las luces de casa, iniciar la reproducción de una canción o consultar el estado del tráfico– haciendo uso únicamente de la voz.

No obstante, lo que hace singular a la serie Nest Hub es su pantalla táctil, un elemento que no tienen la mayoría de productos de la familia Nest. Con ella puedes controlar la reproducción de la música, ajustar parámetros del hogar (como las luces) o ver lo que captan las cámaras de seguridad, entre otras cosas. También puedes usar dicha pantalla para reproducir contenidos de plataformas como YouTube, Netflix o Disney+, entre otras.

¿Qué ha cambiado respecto al modelo anterior?

Google

Esta segunda versión del Nest Hub trae, además, una serie de mejoras respecto al modelo original. La primera de ellas está relacionada con el audio. Google asegura que los altavoces de esta segunda generación tienen un 50% más de graves que el Hub original. La marca, además, indica que el Nest Hub utiliza “la misma tecnología de audio que Nest Audio”, su altavoz más avanzado en lo que a calidad de sonido se refiere.

El Nest Hub también incorpora un nuevo procesador similar al del Nest Audio y el Nest Mini de segunda generación. Este, además de ser mucho más rápido, puede procesar algunas tareas localmente –en lugar de conectarse al servidor de Google–, lo que reduce aún más los tiempos de espera. Y para captar mejor las peticiones del usuario, el nuevo modelo también incorpora un tercer micrófono que le otorga un extra de sensibilidad.

El nuevo Nest Hub es capaz de monitorizar lo bien (o mal) que duermes por las noches

Otra mejora destacable del nuevo Nest Hub es la integración de un radar Soli. Este elemento, presente en productos como el Pixel 4, permite interactuar con el altavoz haciendo gestos en el aire. Por ejemplo: puedes pausar o reanudar la reproducción de la música con tan solo acercar la mano a la pantalla –no hace falta que llegues a tocarla–.

Este radar Soli también sirve para analizar lo bien que duermes. Concretamente, monitoriza los movimientos que hacemos mientras estamos en la cama, la respiración, la tos, los ronquidos, los cambios de luz y las variaciones de temperatura en la habitación. Toda esa información, posteriormente, se puede consultar en la aplicación Google Fit, la plataforma de salud de la empresa norteamericana. También podemos preguntar al altavoz qué tal hemos dormido y él, en la pantalla, mostrará los datos relacionados.

Para que monitorice correctamente, hay que tener en cuenta dos cosas. La primera es que el altavoz inteligente ha de estar situado en la mesita de noche. Y lo segundo es que, si duermes junto a otra persona en la misma cama, el Nest Hub solo monitorizará el sueño de aquella que está más próxima a la pantalla.

Google hace énfasis en la privacidad

El sistema de monitorización de sueño ha sido diseñado, según Google, intentando respetar al máximo la privacidad del usuario. “La tecnología Motion Sense solo detecta movimiento, no caras o cuerpos específicos, y los datos de audio de tos y ronquidos solo se procesan en el dispositivo, no se envían a los servidores de Google”, explica en el comunicado oficial. También aclara que los datos se pueden borrar en cualquier momento y, en caso de que el usuario no desee monitorizar su sueño, puede desactivar el sistema sin problemas. Como en otros altavoces inteligentes, también se puede apagar el micrófono haciendo uso de un botón situado en la parte trasera de la pantalla.

Todo lo relacionado con el tracking del sueño es gratuito, aunque Google no descarta que, en el futuro, el propietario deba contratar una suscripción premium adicional. Por el momento, eso sí, se comprometen a su gratuidad hasta, al menos, el próximo año.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.