Amazon lleva años siendo cuestionada por sus políticas con sus empleados. Desde algunos que aseguran hacer sus necesidades en una botella para no perder tiempo a ser controlados con Inteligencia Artificial.

This story also appeared in Business Insider

Aquí tienes algunas de las tácticas que ha seguido la multinacional para monitorizar a sus empleados y a los profesionales subcontratados, principalmente repartidores y personas en puestos de logística y distribución.

Los repartidores, ante cámaras con IA de una compañía llamada Netradyne

Los conductores de Amazon, muchos de los cuales son subcontratados, conocieron a principios de este mismo año los planes de la compañía de instalar en las furgonetas de Estados Unidos un sistema de cuatro cámaras con sensores biométricos. La herramienta sería capaz de monitorizar si el conductor aparta la vista de la carretera, acelera o incluso si bosteza, y podrá enviar notificaciones en tiempo real a los jefes. Muchos de los repartidores encontraron esta práctica invasiva, y al menos uno dejó su trabajo por esta razón.

Cuando se le preguntó por este sistema y por la dimisión protesta, Amazon reaccionó enviando opiniones y testimonios positivos de varios de sus trabajadores en un comunicado. «Invertimos en seguridad en todo nuestro negocio y ahora hemos empezado a desplegar un sistema de cámaras y tecnologías de seguridad líderes para nuestra flota de furgonetas».

En los almacenes hay herramientas autónomas que vigilan los descansos y la distancia social

En abril de 2019 Business Insider avanzó cómo Amazon estaba instalando un sistema para rastrear los descansos (o el tiempo que no están trabajando) de sus trabajadores de los almacenes. Según las indagaciones de entonces, el sistema podía provocar el despido de una persona sin involucrar a ningún supervisor humano. En un comunicado, Amazon lo negó: «Es absolutamente falso que los empleados sean despedidos con un sistema automático»: Mantuvo que, a pesar del rastreo automático, las decisiones sobre personal seguían involucrando a responsables.

Los descansos han sido clave en la votación para organizarse en un sindicato de los trabajadores de Amazon en Bessemer, Alabama. Una trabajadora contaba a Business Insider que fue injustamente castigada por el sistema, al que acusa además de no ser lo suficientemente transparente. La trabajadora denunció en este medio que los gerentes tienen la capacidad de editar los tiempos de descanso a su discreción.

Este vídeo, que fue incluido en un artículo de junio del año pasado y que se ha eliminado del canal de YouTube de la multinacional, enseña además cómo funciona el asistente autónomo que comprueba la distancia social. Alrededor de los trabajadores hay círculos verdes. Estos se vuelven rojos y se iluminan si los trabajadores se acercan a menos de 2 metros entre ellos.

‘Mapas de calor’ de sindicalistas en los supermercados Whole Foods

Tras comprar Whole Foods, Amazon comenzó a analizar el potencial de que la plantilla de cada supermercado de la cadena se acabase sindicalizando. Entre los factores a tener en cuenta se incluía la distancia del establecimiento de la sede de una central sindical o el número de quejas a Recursos Humanos. De estas métricas ya se hizo eco en abril del año pasado Business Insider, y aparecieron en una clasificación de los por entonces 510 supermercados, ordenados por la probabilidad de que surgieran (o no) asambleas de trabajadores en ellos.

En un comunicado sobre este mapa, Amazon detalló que «el mapa de calor sobre las relaciones de los miembros del equipo está diseñado para identificar tiendas en las que haya riesgo de organización sindical». Cuando Business Insider pidió declaraciones a un portavoz de la multinacional, este respondió que la compañía prefiere la relación directa con los empleados, y no la interlocución a través de un sindicato.

La agencia de espionaje Pinkerton, en almacenes europeos

Documentos filtrados de Amazon demostraron el año pasado que Amazon había trabajado con la agencia de espionaje Pinkerton, conocida por sus trabajos en contra de la organización sindical, según destapó Motherboard. En diciembre del año pasado elDiario.es aseguró que la gente de Pinkerton se había llegado a infiltrar en una huelga en Barcelona, para vigilar tanto a trabajadores como a periodistas. Amazon aseguró entonces a Business Insider que todas las acciones que llevan a cabo «está en línea con la legislación local y el conocimiento y apoyo absoluto de las autoridades».

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.