Los juegos móviles se han convertido en una opción más para pasarlo bien junto a los juegos de PC o para PlayStation, Xbox y Nintendo. Su calidad gráfica, argumento y jugabilidad poco tienen que envidiar a sus hermanos consoleros. Es más, muchos títulos son multiplataforma. Y para los mejores juegos Android, contamos con emuladores como BlueStacks.

Es innegable que la proliferación de smartphones cada vez más potentes han hecho posible la existencia de juegos móviles de gran calidad. Y algunos de ellos sólo están disponibles para iPhone o Android, de manera que para jugarlos necesitas un smartphone. ¿O no?

Con ayuda de BlueStacks puedes emular Android en tu PC o Mac. Y no sólo eso. Esta herramienta está pensada para instalar los mejores juegos Android y jugarlos respetando su calidad gráfica y prestaciones aunque se trate de un emulador.

Pero para que BlueStacks rinda como es debido no basta con instalarlo en un buen PC. Toca hacer ciertos cambios en su configuración. Veamos qué hacer para exprimir las prestaciones de este emulador de Android.

No escatimes en RAM y CPU para BlueStacks

Cuando hablamos de emulación se trata de reproducir mediante software elementos de hardware. En el caso que nos ocupa, BlueStacks emula un dispositivo Android. Y en su hardware, destacan la CPU y la RAM.

Tu PC es mejor o peor según la CPU y la RAM. En BlueStacks ocurrirá lo mismo para ejecutar los mejores juegos Android, que requieren un buen equipo de hardware.

Según el hardware de tu ordenador, el emulador te ofrecerá las opciones de rendimiento asociadas al hardware virtualizado. Desde Configuración o Preferencias, deberás ir a la pestaña Engine o Motor. Ahí verás que puedes elegir una cantidad de CPU y RAM.

Ten en cuenta que cuantos más recursos le des al emulador Android, menos recursos tendrá tu ordenador. Si te excedes, puede darse el caso de que el PC no funcione como debiera. Probando a cambiar la RAM y CPU virtuales encontrarás el equilibrio.

Habilitar el modo Alto rendimiento de Windows

Otra buena ayuda para que BlueStacks rinda más y mejor consiste en que Windows le haga parte del trabajo. Y esto lo conseguiremos cambiando la configuración de ahorro de energía.

Según la versión de Windows puede cambiar ligeramente. En Windows 10, encontrarás esta opción en Configuración de Windows > Sistema > Inicio/Apagado y suspensión. Ahí verás Opciones de configuración relacionadas y el enlace “Configuración adicional de energía”.

En Opciones de energía verás la opción Alto rendimiento dentro de “Planes preferidos”. Como dice el menú, mejorarás el rendimiento de Windows. Por contra, consumirá más energía. Si tu PC es portátil, la batería durará menos.

En versiones anteriores de Windows 10, encontrarás las Opciones de energía desde el buscador o en el Panel de Control > Hardware y Sonido.

Tu tarjeta gráfica

Asignar recursos virtuales y físicos a BlueStacks. Son claves para que su rendimiento sea mejor. Pero también necesitamos que la tarjeta gráfica haga su parte. Cuanto mejor sea la tarjeta gráfica de tu ordenador, mejor.

No solo eso. Cuando quieres jugar a un juego exigente a nivel gráfico, una recomendación consiste en actualizar sus controladores. Para emular los mejores juegos Android también ayudará que actualices el software encargado de gestionar tu tarjeta gráfica.

Tanto NVIDIA como AMD tienen sus propias herramientas de gestión. En ellas podrás comprobar si tienes la última versión o deberías actualizar.

Activar la virtualización de hardware de tu CPU

Este truco es específico para Windows. Si quieres sacarle el máximo rendimiento gráfico a BlueStacks ayudará bastante que actives la virtualización de hardware. Dependerá de tu CPU que puedas o no usar esta característica.

Puedes comprobar si está activada por defecto en Windows abriendo el Administrador de tareas con las teclas CTRL + SHIFT + ESC. Luego deberás ir a la pestaña Rendimiento. En el campo CPU encontrarás una opción llamada Virtualización.

Si no está activada la virtualización de hardware, deberás comprobar si tu CPU es compatible. Para las CPU Intel puedes usar su herramienta Intel Processor Identificacion. Para las CPU es AMD, aquí encontrarás su herramienta de comprobación de compatibilidad.

Si resulta que tu CPU permite usar virtualización de hardware, deberás reiniciar el PC e iniciar la configuración de la BIOS. Allí encontrarás esta opción. Actívala, guarda los cambios y reinicia el PC. Al volver a iniciar Windows, comprueba si ya está activada.

Hacer cambios en la BIOS es algo delicado. Si no estás familiarizado, haz antes una copia de seguridad de Windows y de tus archivos y datos personales.

Bluestacks en primer lugar

Para terminar. Aunque tu PC esté al día en hardware, si quieres obtener lo mejor de BlueStacks necesitarás dedicarle todos los recursos disponibles. Ya hemos visto como hacerlo de varias maneras. Otra de ellas consiste en cerrar otros programas y aplicaciones.

Cuanto menos aplicaciones estén abiertas, más recursos habrá libres para emular Android y así disfrutar mejor de los juegos instalados. Ya tendrás tiempo de abrir esas aplicaciones luego.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.