Avatar 2 estuvo a punto de quedarse sin guionistas. James Cameron, su director y creador de la franquicia, tuvo que amenazar de despedirlos tras no hacer caso a su proceso creativo para el desarrollo de las secuelas de la película.

Lo ha contado en detalle durante una entrevista en el podcast de Marianne Williamson, donde profundizaron acerca de los retos más grandes de producir la película más taquillera de la historia. Recordemos, le robó el puesto a Avengers: Endgame recientemente tras su reestreno en China.

Cameron explicó que para hacer Avatar 2, y demás secuelas era importante volver al inicio, a la primera película y entender por qué las cosas funcionaron. Desde ahí construir una guía para el futuro de la franquicia y así reforzar lo que funcionó y evitar repetir elementos argumentales que no conectaron con la audiencia.

Pero el proceso creativo fue mucho más difícil de lo que el esperaba. Especialmente cuando se trató de marcar el ritmo de creación junto a sus guionistas, que estaban mucho más interesados en pensar en nuevas historias antes que entender por qué la original tuvo tanto éxito.

Los guionistas de ‘Avatar 2’ no terminaban de entender a James Cameron

Fue tanto el impasse entre director y guionistas que James Cameron terminó por amenazarlos de despedirlos si no se ajustaban a su proceso creativo. Al final el director quería proteger la franquicia y los escritores querían, literalmente, hacer su trabajo.

«Cuando empecé a escribir las secuelas [de Avatar] sabía que haríamos tres películas, que terminaron siendo cuatro. Reuní a un grupo de guionistas y les dije: «no quiero escuchar ideas nuevas de nadie hasta descubrir qué fue lo que realmente funcionó en el primer largometraje, qué conectó con la audiencia y por qué». Explicó. «Pero ellos insistían que nos pusiéramos a hablar sobre cosas nuevas, y les dije que aún no estábamos en esa fase».

«Al final terminé amenazando de despedirlos, porque estaban haciendo lo que los guionistas suelen hacer, que es crear nuevas historias. Les dije que era vital entender por qué las audiencias conectaron con la historia y protegerlo para el desarrollo de Avatar 2«.

Pero todo se arregló al final

Pero, aunque hubo momentos de tensión en el equipo creativo, al final todo se arregló y la producción de Avatar 2 va viento en popa. De hecho la grabación principal no sufrió los efectos de la pandemia, ni tuvieron que detenerla por medidas de distanciamiento de seguridad.

De hecho gran parte de la grabación principal de la película se hizo en 2019, mucho antes de que los efectos del coronavirus paralizaran a todo el mundo y detuvieran prácticamente todas las producciones de cine y televisión en el mundo.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.