Xiaomi vuelve a la carga. La marca china ha presentado este miércoles el Redmi Note 10 Pro, que sucede al Redmi Note 9 Pro, uno de los móviles más recomendados a lo largo del pasado año. El nuevo modelo es más rápido, tiene una pantalla mucho mejor y da la bienvenida a una cámara principal de 108 megapíxeles. En otras palabras: tiene todos los ingredientes necesarios para convertirse en un superventas.

En primer lugar, el Redmi Note 10 Pro tiene una pantalla de 6,67 pulgadas con tecnología AMOLED. Pero lo más interesante, no obstante, es la tasa de refresco, que alcanza un máximo de 120 Hz. La experiencia de uso con esta característica activa mejora muchísimo. Si tienes una especial sensibilidad a la fluidez de las animaciones –como es mi caso–, agradecerás enormemente que Xiaomi haya decidido integrarla en este modelo. Y, si a eso le sumas el contraste característico del panel AMOLED, el resultado es más que satisfactorio para un producto de su categoría.

Otro cambio importante es el procesador. Xiaomi ha decidido incorporar en el Redmi Note 10 Pro un Snapdragon 732G. Se trata de un viejo conocido en el sector que ofrece un buen rendimiento en un amplio abanico de situaciones y es coherente con la gama a la que pertenece este producto. Esperaba que Xiaomi optara por alguno de los modelos de Qualcomm con conectividad 5G teniendo en cuenta que existen SoCs pensados para móviles de gama media y baja con esta conectividad. No obstante, tampoco creo que sea una carencia especialmente grave considerando que se trata de un móvil económico y, sobre todo, que la conectividad 5G, pese a todo, sigue sin cuajar en la mayoría de mercados.

Bienvenido a los 108 megapíxeles

Por fuera, el teléfono huye de las curvas. La pantalla es completamente plana, se extiende hasta los bordes y únicamente se ve interrumpida por una perforación en el centro. En general, es un móvil con líneas bastante rectas, a excepción de una leve curvatura en la parte trasera cuyo objetivo es adaptarse mejor a la palma de la mano.

Por detrás, el Redmi Note 10 Pro presenta un acabado de color uniforme que, eso sí, muestra sutiles reflejos cuando la luz incide sobre él. En la parte trasera, además de las inscripciones habituales, también se encuentra el módulo fotográfico, que alberga las siguientes cámaras:

  • Sensor principal de 108 megapíxeles, con unos píxeles de 2,1 micras (aplicando nonabining) y un objetivo de apertura f/1,9.
  • Cámara gran angular de 8 megapíxeles, con un campo de visión de 118 grados y un objetivo de apertura f/2,2.
  • Cámara ‘telemacro’ de 5 megapíxeles con un objetivo de apertura f/2,4.
  • Sensor de profundidad de 2 megapíxeles con un objetivo de apertura f/2,4.
  • Cámara principal de 16 megapíxeles con un objetivo de apertura f/2,45.

Resulta destacable que Xiaomi haya decidido montar un sensor de tantos megapíxeles en un teléfono tan económico –aunque no será la única, tras el anuncio realizado en las últimas horas por Realme–. Pero lo importante en este ámbito, como hemos comentado en otra ocasión, no es la cantidad de megapíxeles, sino el uso que se hace de ellos y el resto de atributos del sensor.

En el caso del Redmi Note 10 Pro, los resultados son, por lo general, bastante satisfactorios considerando que se trata de un producto de gama media-baja. ¿Qué quiero decir con esto? Que, aunque las sensaciones sean buenas, evitemos caer en la trampa marketiniana del “tiene 108 megapíxeles, por lo que su cámara es mejor que la del iPhone 12 Pro Max, que tiene 12”.

Junto a este sensor se encuentra una cámara macro de 5 megapixeles que, por lo general, también ofrece buenos resultados y permite capturar fotografías súper llamativas. Eso sí: es necesario estabilizar con firmeza el teléfono para evitar imágenes desenfocadas.

Brilla por su ausencia, como es habitual en estos segmentos, el teleobjetivo. Una cámara que, en mi opinión, es más imprescindible desde un punto de vista creativo que la cámara macro. El móvil, al menos, permite hacer un zoom de dos aumentos digitales aprovechando los 108 megapíxeles.

¿Qué precio tendrá el Redmi Note 10 Pro y cuándo estará disponible?

El Redmi Note 10 Pro llegará a España en tres versiones de memoria diferentes: 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento; 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento; y 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. El más económico tendrá un precio de 279 euros.

En lo que respecta a los distribuidores, Xiaomi aún no ha revelado en cuáles estará disponible ni las fechas exactas. Actualizaremos la noticia tan pronto como se revele esta información.

En la caja, por cierto, se incluye un adaptador de corriente que permite recargar la batería de 5.020 mAh a 33 W, lo que rebaja significativamente el tiempo de espera. También se incluye una funda transparente básica para proteger el dispositivo.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.